23 de septiembre de 2015 12:41 PM
Imprimir

Las perspectivas en avicultura son alcistas para 2016, según Rabobank

Según el último informe de Rabobank difundido este mes, prácticamente todas las regiones avícolas productoras tienen buenas perspectivas para lo que queda de 2015 y para 2016, a pesar de la incertidumbre que puede provocar la influenza aviar. En su informe del tercer trimestre, Rabobank apunta un bajo precio de los piensos y a una […]

Según el último informe de Rabobank difundido este mes, prácticamente todas las regiones avícolas productoras tienen buenas perspectivas para lo que queda de 2015 y para 2016, a pesar de la incertidumbre que puede provocar la influenza aviar. En su informe del tercer trimestre, Rabobank apunta un bajo precio de los piensos y a una escasez en el suministro de aves de corral, lo que favorecería a la industria. La influenza aviar seguirá siendo una preocupación el próximo año, pero la parte positiva es que el número de brotes ha sido menor en los últimos meses, de manera que los avicultores tendrán tiempo de volver a poner en marcha sus producciones.

 

 

Según el informe, la mayoría de las regiones tienen un rendimiento que mejora progresivamente, pero no debe bajarse la guardia con la bioseguridad. No en vano, cualquier nuevo caso puede tener un gran impacto en los flujos comerciales regionales y mundiales, como se ha visto en los últimos meses, en los que Brasil y Tailandia han ganado aún más cuota de mercado en el comercio mundial de aves gracias a los problemas surgidos en Estados Unidos y China.

 

 

En Estados Unidos, Rabobank pronostica un crecimiento limitado de la oferta. La última detección del virus fue el pasado 17 de julio, pero desde el primer brote en diciembre de 2014 el saldo ha sido más de 48 millones de aves sacrificadas. La industria estadounidense se está recuperando, mientras ya se prepara para nuevos brotes que puedan venir con la migración otoñal de las aves silvestres. A corto plazo, los consumidores de Estados Unidos se enfrentan a precios más altos tanto en los productos avícolas como en los huevos de cara a las festividades de Acción de Gracias y Navidad.

 

 

A nivel mundial, excepto China, el panorama para la avicultura seguirá siendo fuerte. En la UE habrá un mercado saneado, con un crecimiento limitado de la oferta. En Brasil, la débil economía producirá un efecto de caída de mercado, porque los consumidores brasileños cambiarán hacia carne de ave menos cara. En Rusia habrá buenos suministros de carne de cerdo y de ternera, que servirán de apoyo a los precios avícolas. Por lo que respecta a China, se enfrenta en 2016 a una escasez de suministro de carne de ave y de cerdo.

Fuente: Agrinews

Publicidad