23 de septiembre de 2015 13:04 PM
Imprimir

Calidad del aire durante la noche, la tarea permanente

Es esencial mantener una buena calidad del aire durante la noche para evitar problemas sanitarios en pollos de engorde y esto debe ser considerado una tarea permanente. Una de las variables más importantes que debe ser controlada y mantenida al mínimo posible es el gas amoníaco. Los niveles elevados de amoníaco pueden paralizar y/o dañar los cilios de la tráquea, los cuales son vitales como parte de la defensa de las aves contra patógenos y agentes físicos

Por Mike Czarick, Brian Fairchild y Brian Jordan Departamento de Ciencias Avícolas, Universidad de Georgia, EEUU

 

calidadaire2

Figura 1. Cilios en una tráquea intacta.

 
Los cilios de la tráquea son proyecciones en forma de dedos microscópicos sobre el epitelio de la tráquea

 

Sobre los cilios de la tráquea puede observarse una delgada capa de secreción mucosa cuya función es capturar patógenos que puedan ser transportados físicamente en el polvo de los galpones o en aerosoles. Estos cilios presentan una movilidad en forma de oleadas cuyo propósito es desplazar los patógenos y otras partículas hacia la cavidad oral para que puedan ser deglutidos y eventualmente destruidos por las secreciones digestivas.

 

Sin embargo, si los cilios están paralizados o dañados, la secreción mucosa -alterada a causa de altos niveles de amoníaco- permitiría que los patógenos pudieran alcanzar más fácilmente el tracto respiratorio inferior. En los bronquios comenzarían a replicarse causando enfermedad en las aves (p.e. bronquitis). Pero además, estos mismos patógenos pueden destruir las células epiteliales y sus cilios facilitando la infección con agentes patógenos secundarios (p.e. E. coli).

 

 

Los picos de amoníaco son potencialmente más perjudiciales que niveles moderados constantes del mismo

Tendemos a centrar la preocupacción en el problema que supone niveles constantes y altos de amoníaco, pero es de relevancia considerar que la investigación ha demostrado que en ocasiones períodos cortos de alto nivel de amoníaco pueden ser tan o más dañinos que niveles moderados constantes del mismo.

 

 

Por ello, es necesario asegurarse de que los niveles de amoníaco sean mantenidos al mínimo posible no solamente durante el día, sino también durante la noche. Durante la época de mayor frío en el año, la calidad del aire en la recría (crianza) tiende a ser bastante consistente a lo largo del día, con un patrón generalmente común para la mayoría de los productores:

 

  • los intercambios de aire están determinados por el modo de ventilación mínima
  • la ventilación mínima esta controlada por los ajustes predeterminados -“settings” o “el seteado”- en las computadoras o controladores -“controllers” .
  • las computadoras controlan la ventilación por tiempos durante las 24 horas en la etapa de crianza

 

 

PERÍODO INICIAL POLLITOS DE 1 a 10 DÍAS

 

Dado que los pollitos aún no producen una gran cantidad de calor metabólico, y las temperaturas externas son considerablemente más bajas que las temperaturas predeterminadas dentro del galpón, éste, nunca entra en modo de enfriamiento, lo que normalmente incrementaría la tasa de ventilación.

 

calidadaire3

 

Cuando los niveles de amoníaco son bajos por la tarde, generalmente se asume que continuarán siendo bajos durante la noche (Figura 2). Desafortunadamente el equilibrio descrito no es aplicable a periodos más tardíos en el ciclo de crecimiento.

 

 

calidadaire4

 

Haga click para leer el artículo completo “Calidad del aire durante la noche”

Fuente: Agrinews

Publicidad