23 de septiembre de 2015 04:10 AM
Imprimir

El peor año de exportaciones de biodiesel

El presidente de CARBIO advierte que 2015 concluirá con el menor ritmo de colocaciones en el exterior desde 2008, cuando se produjo el primer embarque.

Luis Zubizarreta, presidente de CARBIO, estima que “las exportaciones este año van a cerrar cercanas a las 650 mil toneladas, contra 1,6 millones del año 2014”, lo que representa apenas un 40 por ciento respecto del año anterior. Frente a estas cifras, advierte: “tenemos el peor año de exportaciones de biodiesel de la serie”, desde 2008 a la fecha.

 

¿Cuáles son los motivos de tal panorama desalentador? Este año se perdieron mercados de países que no tienen meta de corte obligatorio de biocombustible, por las dificultades para competir con un gasoil en baja, ligado directamente al barril de crudo en torno a los 50 dólares.

 

Además, la alícuota efectiva de las retenciones fijada por la Unidad Ejecutiva de Monitoreo en el 9.80 por ciento, no colabora con la búsqueda de nuevos negocios en el extranjero. Por estas condiciones, se realizaron contados embarques a Estados Unidos y Perú, parte hacia África, que no alcanzaron para mantener el ritmo de los años anteriores.

 

“Se generó un mercado absolutamente ilíquido, por lo que solo se han realizado escasas operaciones, algunas de arrastre de compromisos de 2014”, analiza Zubizarreta.

 

Actualmente, la capacidad de la industria es de 4,6 millones de toneladas anuales. Sin embargo, se calcula que la obtención total en 2015 – destino local más exportación – será de 1,7 millones de toneladas, contra 2,55 millones del período anterior, lo que determina una utilización de la capacidad instalada de apenas 37 por ciento. “Lamentablemente será un año de bajísima producción y con márgenes mínimos”, advierte el presidente de CARBIO.

 

¿Hay plantas paradas? Zubizarreta responde: “acá distingo el mercado local, con una demanda relativamente estable, abastecido por las pymes a precios más altos, de acuerdo a los mayores costos de la industria con menor escala, y por otra parte las empresas más eficientes, orientadas a la exportación, que están con una capacidad ociosa superior al 60 por ciento”.

 

De cara a 2016, el dirigente tampoco es optimista: “será sin dudas otro año complicado. La expectativa esta puesta en reabrir el mercado europeo en los próximos meses, ya que se aproxima el fallo de la Organización Mundial del Comercio, que confiamos será positivo para el justo reclamo argentino y por lo tanto esperamos que la Unión Europea anule las restricciones actualmente existentes para el biodiesel argentino”.

 

En tanto, vaticina que “habrá empresas pymes que atienden al mercado local operando a full y las empresas grandes exportadoras prácticamente paradas”. EnergíaEstratégica.

Fuente: Agromeat

Publicidad