23 de septiembre de 2015 15:46 PM
Imprimir

La exportación de manzanas a Brasil cae 65% en un año

Gran parte de la merma responde a los efectos de la devaluación del real.

groLa devaluación del real parece no encontrar techo. Ayer la moneda brasileña volvió a depreciarse otro 2% para alcanzar las 4,05 unidades por dólar. En los últimos doce meses perdió algo más del 70% de su valor.


Un exportador regional que a esta altura del año pasado colocaba una caja de manzanas en el mercado mayorista de San Pablo a 70 reales percibía por su fruta alrededor de 30 dólares. Manteniendo el precio en reales, por esa misma caja hoy los empresarios valletanos reciben 17 dólares; es decir, cedieron 13 dólares por bulto en una temporada.

Una consecuencia directa de la severa merma en los retornos de la actividad es la caída en las ventas: en lo que va del año, las exportaciones de manzanas argentinas a Brasil se desplomaron un 65% de manera interanual.

“El año pasado el Valle lideró las ventas de manzanas importadas en el mercado brasileño. Hoy Chile lleva colocadas alrededor de 21.000 toneladas contra sólo 12.000 que pudo exportar Argentina”, explicó Jorge Cervi, director de Mario Cervi e Hijos SA.

El problema de los exportadores frutícolas del Valle reside en que, mientras el real se desplomó un 70% en los últimos doce meses, en el mismo período el peso argentino lo hizo a una tasa del 12%. En este sentido, la pérdida de competitividad ha sido notable.

Con la segunda inflación más alta de América del Sur -después de la de Venezuela- y con una de las monedas más apreciadas de la región frente al dólar, nuestro Valle tiene todo para perder frente a la creciente devaluación de su principal socio comercial.

Algunas de las operaciones con peras y manzanas regionales que se registran hoy con Brasil toman como precio de referencia un valor de la paridad superior al que marca el mercado, una forma que el importador tiene de cubrirse de la devaluación si la operación se pacta en moneda dura. Si el acuerdo se cierra en reales, el problema de cancelar las compras a más de 30 días ya se traslada al exportador.

Las ventas de peras argentinas en el mercado brasileño, frente a este complejo escenario, también se resintieron, aunque en menor medida que las de manzanas. “En poco tiempo más ya no existirá el mercado con Brasil, si se mantienen las distorsiones que hoy golpean a la fruticultura del Valle”, agregó Cervi.

En ese contexto, el país tendrá grandes dificultades para exportar, aunque existirá un efecto marginal positivo: el abaratamiento de algunos insumos importados.

Fuente: Rio Negro

Publicidad