24 de septiembre de 2015 12:41 PM
Imprimir

Los macros dominan, los commodities se repliegan

Los factores macro tienen la escena tomada desde hace un tiempo y no hemos llegado al fin aún.

Los factores macro tienen la escena tomada desde hace un tiempo y no hemos llegado al fin aún.  Con la suba del dólar, la devaluación del Real en Brasil, los mercados accionarios en baja con el nuevo escandalo de turno de Volkswagen, y el petróleo vagando entre los 43 y 47 dólares el barril. Bajo este contexto los commodities agrícolas no hacen más que evidenciar sus propios fundamentales.

 

La cosecha avanza a buen ritmo en Estados Unidos, en soja los rendimientos revelados son mejores que los que se sospechaban, y el maíz poco a poco va encontrando mejores zonas donde su potencial pudo ser expresado. De ahora en adelante los pronósticos de lluvias y heladas serán muy importantes ya que el atraso de las cosechas puede llevar a pérdidas de producción.

 

Mientras la cosecha de los cultivos en “hileras” como dicen en USA, se lleva a cabo, la siembra de los trigos de invierno en Kansas evidencia un leve retraso con el año anterior, los pronósticos muestran pocas lluvias para los próximos días y estas son necesarias en este momento.

 

Por otro lado, Ucrania lleva implantado el 15% del área estimada en 6,6 mill de has, y la necesidad de lluvias es importante en este período, teniendo en cuenta que la ventana de siembra es hasta el 20 de octubre. Para el caso de Rusia la implantación alcanza el 45% del área y al igual que Ucrania preocupa la falta de agua. En Australia, al igual que todos los años Niño, nos centramos ante la discusión de cuanto será la pérdida en la producción final (aunque a la fecha, la estimación de producción es mayor que el año pasado)

 

Sin embargo, el mundo cuenta con más de 220 mill de toneladas de stocks, 40% del stock/consumo, tenemos que rastrear en la historia una campaña como la 2010/11 para encontrar tanto grano acumulado. El trigo, en Estados Unidos tiene una barrera muy alta de exportación, que es el mismísimo precio FOB poco competitivo con los demás orígenes. Y por otro lado, la demanda con las monedas devaluadas y el contexto macro poco puede hacer para crecer exponencialmente y liquidar de una vez todos estos inventarios.

 

Los fondos se están acumulando en el lado de los cortos en algunos productos, y cuando todas las noticias son tan negativas, la mínima chispa los puede hacer reaccionar. Ahora bien, estamos preparados para esperar?

 

Celina Mesquida, RJO´Brien

Fuente: AgroEducación

Publicidad