24 de septiembre de 2015 13:33 PM
Imprimir

Ruralistas de base reclamaron diálogo al Gobierno para salvar al campo

Productores autoconvocados se manifestaron ayer en Rosario, con una marcha que realizaron con unos 100 tractores y unas doscientas camionetas desde las afueras de la ciudad santafesina hasta el Monumento a la Bandera. Los ruralistas de base, identificados con la agrupación Chacareros de pie, reclamaron urgentes medidas para superar la crisis sectorial, así como instaron […]

Productores autoconvocados se manifestaron ayer en Rosario, con una marcha que realizaron con unos 100 tractores y unas doscientas camionetas desde las afueras de la ciudad santafesina hasta el Monumento a la Bandera.


Los ruralistas de base, identificados con la agrupación Chacareros de pie, reclamaron urgentes medidas para superar la crisis sectorial, así como instaron al Gobierno al diálogo para acercar soluciones al sector.


Tras acampar bajo la lluvia toda la noche al costado de la autopista Rosario-Buenos Aires y la AO12, a la altura del departamento de Alvear, en la mañana, los manifestantes circularon en caravana hacia el Monumento a la Bandera.


“Marchamos con nuestros tractores porque queremos mostrar la voluntad de trabajo que tenemos los chacareros”, dijo Alejandro Cannillo, uno de los referentes del nucleamiento. El ruralista dijo que el sector no encuentra “respuestas del Gobierno y los candidatos sólo realizan promesas y deseos de buenos augurios. Lo que necesitamos es compromiso y políticas públicas agropecuarias que nos permitan garantizar nuestra supervivencia y la de los pequeños pueblos en los que vivimos”.
Cristian Roca, otro de los integrantes de la organización, expuso que el reclamo visualizado ayer es “de simples productores sin banderas políticas, que necesitan colaboración del Estado”. Y señaló que “hay un montón de cosas por corregir, como las retenciones. Y esto se resuelve con un llamado al diálogo más amplio, constructivo y con reglas claras que permitan política agropecuarias a largo plazo
“.

Fuente: El Cronista Comercial

Publicidad