24 de septiembre de 2015 21:29 PM
Imprimir

Carne fresca por más tiempo

Los productos cárnicos hoy en día poseen un abanico de posibilidades en cuanto a métodos de conservación se refiere, ya que se ha hecho necesario el desarrollo de soluciones para extender su vida útil.

Actualmente, se busca desarrollar nuevos envases y sistemas de conservación, junto con nuevos protocolos higiénicos y de control ambiental durante el sacrificio, despiece y envasado de la carne, que permitan alargar la vida útil de los productos frescos y garanticen su calidad. Estas nuevas tecnologías de envasado permitirán garantizar la buena conservación de la carne fresca.

En ese sentido, la industria de empacado* de alimentos ofrece una nueva alternativa para el empacado de carne fresca porcionada que permite extender la vida útil de los productos con una óptima apariencia, asegurando la inocuidad del producto y facilitando su manejo en el punto de venta.

Dicha alternativa* es un sistema innovador especialmente diseñado para el empacado de carne fresca  porcionada en bandeja s con film anti-empañante de alta barrera y atmósfera modificada. Este sistema  es una verdadera revolución para la industria de la carne roja, ya que  la tecnología innovadora del film permite el contacto entre la carne y el material de envasado sin que se produzca decoloración  y oscurecimiento del producto, asegurando la extensión de vida útil y la apariencia de frescura.

El sistema es ideal para aplicarse en operaciones centralizadas, como las de los supermercados, en donde es posible garantizar las condiciones óptimas de empacado (temperatura y buenas prácticas de manufactura) para que, aunadas a un sistema de alta tecnología, permita extender la vida útil de los productos de 3 a 5 días que se obtienen con los sistemas de empacado convencionales (emplayados en PVC)  hasta 7 a 12 días, dependiendo del tipo de producto, con una óptima apariencia y optimizando el espacio de exhibición en los anaqueles. Este sistema pone a disposición de los productores  una combinación única  entre el aspecto de “frescura” de productos recién envasados con la seguridad del proceso industrial  hermético.

Asimismo, el sistema de empacado para carne fresca permite el uso de charolas de foam (PE),  lo cual hace que la apariencia sea similar a la presentación convencional para que el cliente  no perciba una diferencia significativa por cambio de empaque pero que le permitirá obtener los beneficios que este sistema ofrece.

Además de preservar la calidad del producto durante más tiempo, la tecnología de este sistema reduce considerablemente las pérdidas en el comercio minorista, que por lo general van de 5% a 10% con los sistemas  convencionales a un 2%. Para los productores, los supermercados y los consumidores, el sistema también proporciona seguridad adicional en términos de inocuidad, ya que el producto es envasado en origen y no hay manipulación posterior durante su ciclo de comercialización.

 

 

PROTECCIÓN AMBIENTAL
Cabe destacar que el sistema cumple con temas de sustentabilidad: disminuye el consumo de materiales de envasado y reduce el desperdicio de alimentos a lo largo de toda la cadena de producción. La posibilidad de contacto con el film y la carne permite el uso de bandejas poco profundas, optimizando el transporte, con un aumento de hasta el 75% de los paquetes por caja y reduciendo los costos de almacenamiento, mejorando el resultado operacional en toda la cadena de producción. Con este sistema de empacado, es posible exponer más paquetes por exhibidor, sumando el beneficio de la exposición vertical de la bandeja, lo que reduce la necesidad de inventario. En términos medioambientales, con este sistema la huella de carbono se puede reducir hasta en un 25% en todo el proceso.

Fuente: Sealed Air, empresa líder en el desarrollo de soluciones para el empacado de alimentos.

(*) Hace referencia a Sealed Air y a su sistema de empacado para carne fresca: Cryovac Mirabella®.

Fuente: Enfasis

Publicidad