26 de septiembre de 2015 12:14 PM
Imprimir

Industrial advirtió que hay que ser competitivos en carne ovina

URUGUAY : Alberto González reflexionó ante la próxima apertura de EEUU .
Una vez que el mercado de carne ovina con hueso de Estados Unidos esté operativo desde el punto de vista comercial, “hay que ver hasta qué punto es un mercado activo para Uruguay. No hay que olvidarse que está siendo abastecido por dos gigantes –Nueva Zelanda y Australia– que sobresalen por su calidad y uniformidad. Por lo tanto, tenemos que ver hasta qué punto somos competitivos”.
Este enfoque fue destacado a El Observador por el presidente de la Cámara de la Industria Frigorífica (CIF), Alberto González, al ser consultado sobre la posibilidad de que los frigoríficos pudieran estar interesados en armar sistemas de compartimento ovino con sus productores, similares al que funciona en un predio del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) en Cerro Colorado, en el departamento de Florida.
Preguntado sobre las expectativas que ha generado el mencionado compartimento ovino destacó su trascendencia y afirmó que hay que tratar de recuperar el stock ovino, que se ha visto “muy deteriorado en los últimos años y no es por un problema de precios, lo cual nos llama poderosamente la atención”.
La población ovina en Uruguay viene en descenso –en la actualidad el stock ovino es de 7,4 millones de cabezas– y no es por un problema de precios, “hemos tenido precios históricamente altos y sin embargo no se ha recuperado la producción”.
El industrial afirmó que hay cosas muy positivas, como el compartimento ovino y la posibilidad de acceder a los mercados con hueso. Hay que tener en cuenta que el ovino en el mundo se comercializa básicamente con hueso, lo que quiere decir que hoy Uruguay tiene pocos mercados para colocar “nuestros ovinos y los que tenemos tienen problemas serios porque Brasil, que tiene problemas económicos importantes, es el principal mercado para las carnes ovinas uruguayas con hueso”.

La carne bovina

Con relación a la carne bovina, González dijo que hay grandes desafíos para el complejo cárnico, incluyendo productos innovadores para diferentes mercados, y será más importante si se puede acceder con una mejor posición arancelaria. Opinó que en ese punto está la clave porque el país no avanza mucho si sigue dejando en las diferentes fronteras del mundo un montón de millones de dólares que los necesita el complejo cárnico uruguayo.
Preguntado sobre las expectativas que genera la cuota 481 de Europa, González dijo que el mercado más importante en materia de calidad es la Unión Europea (UE) y, dentro de ese mercado, la cuota 481 es atractiva para los importadores europeos porque ellos tienen la posibilidad de acceder al mercado sin aranceles.
“Creo que la cuota 481 siempre va a tener vigencia como sistema de ingresos, pero si en Uruguay sirve o no sirve producir el engorde en base a a granos, ese tema es otra historia. Pero creo que como foco comercial esa cuota es para Uruguay un gran logro”, dijo.
González opinó que esa cuota fortalece a la cadena cárnica en las posibilidades de venta con mayor seguridad dentro de un mercado que es muy inestable.

La cuota 481

Alberto González admitíó que la cuota 481 es un trabajo integrado entre productores e industriales que se incluye la posibilidad de que el productor pueda trabajar con el frigorífico mediante la modalidad de contratos. Opinó que el productor puede producir con destino a esa cuota en forma asegurada, por ejemplo para una venta a 120 días con un precio predeterminado
Fuente: Observa

Publicidad