26 de septiembre de 2015 02:32 AM
Imprimir

Primera estación de servicio de biodiesel ya está disponible en Costa Rica

A partir de hoy Costa Rica cuenta por primera vez con el servicio de la estación de biodiesel la cual ya está habilitada para todo el público

Esta estación llamada “Servicentro Cristo Rey” está ubicada en Ochomogo y su inversión supera los $1.000.000 y es de capital nacional, además generó unos 20 empleos directos y más de 100 indirectos.

 

Los usuarios tendrán disponible  el suministro del biodiesel 24/7, además de los otros combustibles convencionales del petróleo.

 

Entre los detalles que destacan este proyecto es que su infraestructura es de alta tecnología en armonía con el medio ambiente, pues cuenta en sus tanques de almacenamiento con controles de humedad, de anti derrame y de temperatura, además de un programa de clasificación y deposición apropiada de residuos sólidos.

 

Su iluminación es con bombillos led y en un corto plazo, se planea instalar paneles solares para la generación de energía, con el fin de reducir aún más el impacto en la huella de carbono.

 

Además para bienestar de los consumidores este centro de biodiesel cuenta con un software especializado de control de flotillas que permite al usuario llevar un registro detallado del consumo de combustible y el costo por kilómetro recorrido.

 

Pero también se brinda un dispositivo electrónico para brindar la seguridad de que la entrega de combustible es correcta y exacta.

 

El proveedor del biocombustible es la compañía  de Energías Biodegradables de Costa Rica, que cuenta con más de 11 años de experiencia.

 

En la actualidad las empresas ya utilizan el biodiesel en sus flotas, con el fin de aportar beneficios al medio ambiente.

 

Entre las cuales se puede mencionar la del Consorcio Operativo del Este, que utiliza esta opción desde hace más de 10 años en sus más de 150 buses que prestan servicio en el sector este del Área Metropolitana.

 

El biodiesel puede ser combinado con el diésel tradicional en cualquier relación, reduciendo significativamente las emisiones hasta en un 90% y mejorando el desempeño del vehículo, además de proteger la vida del motor, pues es más lubricante que el diésel de petróleo.

 

El uso de este  permite a los carros mejorar la capacidad de arranque, reducir significativamente la huella de carbono y lograr una mayor eficiencia en su motor.

Fuente: Agromeat

Publicidad