29 de septiembre de 2015 01:10 AM
Imprimir

Esferas de innovación: Cómo se garantiza a través de la tecnología la salud y el bienestar de los animales de granja para la producción de alimentos

Los ganaderos se enfrentan a la difícil tarea de criar animales destinados a la producción de alimentos sanos para una creciente población mundial. Además, los consumidores exigen cada vez más que los alimentos se adhieran a normas estrictas de calidad y bienestar animal, todo ello a precios asequibles. Estos desafíos ofrecen la oportunidad de incorporar nuevas tecnologías a la producción de alimentos que resulten críticas para garantizar un abastecimiento de alimentos seguros, inocuos y sostenibles.

En el contexto actual de población mundial creciente, la demanda de alimentos, y especialmente de carne, ha alcanzado niveles sin precedentes. Gracias a la adopción durante los últimos decenios de sistemas de cultivo intensivo que han permitido aumentar la eficiencia en la producción animal y vegetal, se dispone ahora de un abastecimiento mundial de alimentos más asequible y abundante.

Bienestar animal

En los últimos tiempos ha aumentado la preocupación de los consumidores europeos por la salud y el bienestar de los animales de granja1. Los ganaderos de la Unión Europea deben respetar la legislación aplicable a la protección de todos los animales de granja y las disposiciones de especies específicas relativas a los terneros, los cerdos y las aves de corral2-5. El objetivo de la estrategia europea sobre bienestar animal para 2012-2015 consiste en ayudar a los granjeros a cumplir con las normas de bienestar que estipula la legislación de la Unión Europea, y en aumentar la transparencia y mejorar la información en beneficio de los consumidores6.

 
Como destaca la Organización Mundial de Sanidad Animal (OEI), el bienestar animal implica garantizar que el animal “está sano, cómodo, bien alimentado, en seguridad, puede expresar formas innatas de comportamiento y […] no padece sensaciones desagradables de dolor, miedo o desasosiego”. Para ello, los ganaderos deben adoptar las medidas necesarias para evitar enfermedades, asegurar el tratamiento veterinario adecuado, proporcionar refugio suficiente, garantizar una nutrición correcta y aplicar prácticas compasivas de manipulación y sacrificio7. Los avances tecnológicos, algunos de los cuales se presentan más abajo, han permitido abordar una parte de estos aspectos, provocando el aumento de las normas sobre el bienestar de los animales de granja.

 

Gestión de precision
Los criadores de las explotaciones ganaderas modernas controlan cada vez más los procesos de producción gracias a precisas técnicas de gestión que combinan las comunicaciones por Internet, los sistemas de gestión basados en tecnologías de la información y la supervisión y el análisis de datos en tiempo real. Estas tecnologías realizan el seguimiento de los insumos, como el pienso, el agua y la energía, lo que permite a los granjeros, a veces con un simple toque en la tableta, supervisar los recursos y la salud, el bienestar y la producción de sus animales8.

 

Los sistemas de gestión de precisión se pueden utilizar específicamente para mejorar el bienestar de los animales de granja. Por ejemplo, la vigilancia de vídeo automática en tiempo real de los gallineros puede detectar zonas de ocupación baja o anormal, problemas de climatización o funcionamientos incorrectos de los distribuidores de agua o pienso, y activa una alarma automática que alerta al ganadero8. Si se solucionan rápidamente estos problemas, se garantiza que los animales no sufren hambre, sed, molestias o dolor, de acuerdo con las cinco libertades del bienestar animal comúnmente aceptadas7.

 
Algunas posibles aplicaciones futuras de estos sistemas son la marcación electrónica y el “cercado virtual” de ganado de pastoreo libre. Estas tecnologías combinan señales auditivas (sonidos) con refuerzo positivo (por ejemplo, cantidades pequeñas de alimento o pasto fresco) para guiar al ganado hacia el alimento, el agua dulce o el refugio según las necesidades y para vigilar si se producen lesiones o enfermedades, sin limitar su libertad para comportarse con normalidad9.

 

Avances en la cría selectiva de animales
Los ganaderos llevan cientos de años criando animales y plantas de forma selectiva, lo que ha dado lugar a las numerosas variedades que utilizamos ahora en el abastecimiento de comida moderna. Históricamente, la atención se ha centrado en impulsar el desarrollo de las características favorables que aumentan la productividad (por ejemplo, aumentando la producción de huevos de las gallinas o de leche de las vacas) o reducen la predisposición a las enfermedades.

En los últimos años, los avances del análisis genético han permitido establecer prácticas de cría selectiva que limitan los rasgos conductuales antisociales o no deseables. Un ejemplo es el picaje psicógeno de las gallinas, que puede provocar lesiones. Los ganaderos pueden realizar la selección de ejemplares para erradicar los comportamientos dañinos observando el comportamiento de gallinas individuales de varias generaciones antes de la cría10. Sin embargo, este método conlleva una inversión de tiempo y dinero prohibitiva para la moderna ganadería intensiva. Para acelerar el proceso se envían muestras biológicas a un laboratorio que realiza un análisis genético para identificar los genes pertinentes responsables de los comportamientos dañinos, como el picaje psicógeno11. La cría selectiva también puede reducir la necesidad de utilizar métodos alternativos como el recorte del pico, que tiene problemas de bienestar asociados ya que resulta doloroso para los animales.

 

Conclusión

El bienestar de los animales de granja es un tema importante para los consumidores, los ganaderos, las autoridades reguladoras y las ONG. Actualmente, los criadores de ganado se enfrentan al desafío de dar una respuesta eficaz a las preocupaciones de los consumidores sobre inocuidad de los productos y bienestar animal, manteniendo los costes en límites razonables. Los avances tecnológicos han generado un aumento de las normas sobre la salud y el bienestar de los animales de granja y la calidad de sus productos.

 

 

Referencias

  1. European Commission (2007). “Attitudes of EU citizens towards Animal Welfare”. Special Eurobarometer 270. Wave 66.1.TNS Opinion and Social.
  2. DIRECTIVA 98/58/CE DEL CONSEJO de 20 de julio de 1998 relativa a la protección de los animales en las explotaciones ganaderas.
  3. DIRECTIVA 2008/119/CE DEL CONSEJO de 18 de diciembre de 2008 relativa a las normas mínimas para la protección de terneros (Versión codificada).
  4. DIRECTIVA 2008/120/CE DEL CONSEJO de 18 de diciembre de 2008 relativa a las normas mínimas para la protección de cerdos (Versión codificada)
  5. DIRECTIVA 2007/43/CE DEL CONSEJO de 28 de junio de 2007 por la que se establecen las disposiciones mínimas para la protección de los pollos destinados a la producción de carne
  6. European Commission website, Agriculture, fisheries and food section. EU strategy on animal welfare.
  7. World Organisation for Animal Health (OIE) (2015). International Terrestrial Animal Health Code, Chapter 7.1.
  8. Berckmans D (2014). Precision livestock farming technologies for welfare management in intensive livestock systems. Scientific and Technical Review of the Office International des Epizooties 33(1):189-196.
  9. Rutter SM (2014). Smart technologies for detecting animal welfare status and delivering health remedies for rangeland systems. Scientific and Technical Review of the Office International des Epizooties 33(1):181-187.
  10. Kjaer JB et al. (2001). Divergent selection on feather pecking behaviour in laying hens (Gallusgallus domesticus). Applied Animal Behaviour Science 71:229-239.
  11. Ellen ED et al. (2014). The prospects of selection for social genetic effects to improve welfare and productivity in livestock 5:357-377.
Fuente: www.eufic.org

Publicidad