29 de septiembre de 2015 13:22 PM
Imprimir

El jengibre tiene un gran potencial como prebiótico

La raíz de esta hierba promueve el crecimiento de bacterias beneficiosas en cerdos

Un grupo de investigadores indios han estudiado las bacterias presentes en los purines de cerdos después de ser suplementados con un prebiótico (inulina) y un residuo herbal (polvo de raíz de jengibre).

 

 

Cada vez existen más productos naturales en el mercado para promover el crecimiento y la salud. Se conocen bien los beneficios de las hierbas y sus extractos y se han relacionado con la modulación de la mircobiota del intestino; además de con la mejora de la digestibilidad, la estimulación del sistema inmunitario, la actividad antimicrobiana y las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. El jengibre se usa comúnmente y es muy popular por su valor medicinal.

 

 

Tal y como publicaba Pig Progress, en este trabajo se estudió la efectividad del polvo de raíz seca de jengibre (Zingiber officinale) y de un prebiótico, la inulina, como alternativa a los antibióticos. A los cerdos en crecimiento se les ofreció un alimento que contenía un antibiótico (tetraciclina), jengibre e inulina, por separado. Además, se utilizó un grupo no suplementado como control. Los resultados del estudio revelaron cambios significativos en la cantidad de microbiota basada en unidades taxonómicas operativas (distinción de especies basadas en ADN) entre los grupos.

 

 

Los investigadores demostraron que microbios beneficiosos como Bacteroides intestinalis, Eubacterium oxidoreducens, Selonomonas sp., Methylobacterium sp. y Denitrobacter sp. se encontraron en mayor cantidad en los cerdos suplementados con inulina. Igualmente, Bacteroides intestinalis, Selonomonas sp., y Phascolarcobacterium faecium se encontraron en mayor cantidad de forma significativa en cerdos suplementados con jengibre. Sin embargo, los microorganismos patógenos Atopostipes suicloacalis y Bartonella quintana str. Toulouse se redujeron significativamente en los cerdos suplementados con jengibre e inulina. Basándose en estos resultados, los investigadores sugieren el potencial del jengibre como prebiótico para sustituir a los antibióticos en la dieta de cerdos en crecimiento.

Fuente: Portal Veterinario

Publicidad