30 de septiembre de 2015 12:15 PM
Imprimir

Habilitarán plantas de acopio de pescado en el sudeste bonaerense

En Monte Hermoso y Pehuen-Có buscan garantizar la calidad de la materia prima y reducir el comercio y transporte ilegal de estas mercaderías. Señalan que generará nueva mano de obra y mejores condiciones de costo del pescado.

Dos plantas de acopio de pescado, una en Monte Hermoso y otra en la localidad de Pehuen-Có, quedarán habilitadas a la brevedad por la Dirección de Control de la Actividad Pesquera de la provincia de Buenos Aires.

 

La medida acompaña la política de garantizar la calidad de la materia prima que llega a los consumidores y, al mismo tiempo, combatir el comercio ilegal y la competencia desleal en este mercado, destacaron en la Dirección de Control y Fiscalización de Pesca Provincia.

 


“Estamos cuidando que la mercadería cumpla con todas las exigencias de salubridad, apoyando a los que trabajan cumpliendo las reglas vigentes y al mismo tiempo generando más mano de obra”, explicó Daniel Sosa, titular de la citada dependencia bonaerense.


Los establecimientos que pronto estarán en funcionamiento darán respuestas a una necesidad de estos puntos pesqueros de la provincia de Buenos Aires donde las capturas se logran con lanchas artesanales. La especie por excelencia en esos lances es el gatuzo.

 

Sosa, acompañado por el intendente de Monte Hermoso, Marcos Fernández, recorrió las instalaciones de la flamante planta frigorífica en la que se acopiará el pescado que se capture en aguas de este distrito.


Durante la inspección, previa a la habilitación, destacó que así se van a conseguir condiciones de frío imprescindibles para la conservación del pescado y un control más efectivo del despacho de esas cargas hacia otros puntos de procesamiento de la materia prima.

 

“Este logro es una victoria de los trabajadores y comerciantes de Monte Hermoso y también de los armadores y trabajadores de Mar del Plata”, indicó Sosa.

 

El panorama previo a la apertura de estas plantas demandaba acciones constantes de la Dirección de Control de la Actividad Pesquera para detectar el transporte de esas capturas por ruta que, en muchos casos, se hacía con irregularidades tanto sanitarias como de comercialización.

Fuente: Revista Puerto - Mar del Plata

Publicidad