30 de septiembre de 2015 03:24 AM
Imprimir

Denuncian retención de guardias en Monsanto

La empresa informó también una toma, que la Policía negó. Pero acudió la Guardia de Infantería. Un grupo había anunciado “acción” contra Prosegur.

Un confuso episodio se vivía anoche en el predio de Monsanto en Malvinas Argentinas. Por la tarde, una fracción de los ambientalistas que frenaron la inversión el 8 de enero pasado retuvo a un guardia de seguridad. Y, según la empresa, ingresó al predio, lo que este diario no pudo confirmar al cierre de esta edición.

La empresa denunció que, desde las 16, manifestantes impidieron el recambio de guardias del lugar, a cargo de Prosegur. Según Monsanto, se impidió el ingreso del nuevo guardia y el que estaba en funciones recién pudo irse a las a las 22. Habría estado retenido seis horas. El predio quedó entonces sin custodia.

Adrián Villaplana, gerente de Monsanto, dijo además que “un grupo de entre 40 y 60 personas ingresó al predio. Prosegur advirtió a la Policía. Ahí tenemos tráilers y oficinas con computadoras y hasta impresoras de arquitectura, y sobre todo nos preocupa la seguridad de los guardias, que en los últimos días han sido muy hostigados”, sostuvo Villaplana.

La exposición por la retención sería la 643/15. Pero el comisario de Malvinas Argentinas, Félix Quinteros, dijo a este diario: “No hay denuncia radicada por parte de la firma”.

Pese a eso, este diario sí pudo comprobar que, anoche, cuatro móviles policiales custodiaban el lugar e impedían a la prensa acercarse al acampe o al predio, por precaución ante una eventual agresión. Los policías dijeron que nadie había ingresado al predio de Monsanto.


Los responsables de prensa de la Policía, por su parte, admitieron que, en la zona, se había apostado un cuerpo de la Guardia de Infantería, “de manera preventiva”.

En línea con lo sostenido por Monsanto, el grupo Zumba la Turba anunció ayer en su página de Internet que iba a realizar un “bloqueo” a Prosegur. “Hoy (por ayer), en el marco del bloqueo a la planta de Monsanto en Malvinas Argentinas (…), se lleva adelante una acción en contra de la empresa Prosegur, contratada para custodiar el predio de la multinacional”, sostiene la página. El grupo cuestiona a Prosegur por prestar servicios también para la petrolera Apache (en Neuquén, donde hay un conflicto con una comunidad mapuche) y para Barrick Gold, que la semana pasada admitió una fuga de agua contaminada en Jáchal, San Juan.

Un vocero de la Asamblea Malvinas Lucha por la Vida señaló que, desde que la Justicia frenó las obras, la organización se retiró del acampe.

Fuente: La Voz

Publicidad