30 de septiembre de 2015 00:41 AM
Imprimir

Solo cumpliendo rigurosamente el programa contra la tuberculosis bovina se podrá reducir la prevalencia de la enfermedad

ESPAÑA :      El director general de la Producción Agrícola y Ganadera de la Junta de Andalucía, Rafael Olvera, participó ayer en la inauguración de la ‘Jornada sobre sanidad animal: la tuberculosis bovina en Andalucía’, organizada por Asaja, y ha animado al sector ganadero a “trabajar en la sanidad animal de sus explotaciones cumpliendo rigurosamente el […]

ESPAÑA :      El director general de la Producción Agrícola y Ganadera de la Junta de Andalucía, Rafael Olvera, participó ayer en la inauguración de la ‘Jornada sobre sanidad animal: la tuberculosis bovina en Andalucía’, organizada por Asaja, y ha animado al sector ganadero a “trabajar en la sanidad animal de sus explotaciones cumpliendo rigurosamente el programa nacional”, con la finalidad de mejorar la rentabilidad de las explotaciones ganaderas andaluzas y favorecer las exportaciones y el comercio con terceros países.

Actualmente en Andalucía, el control y erradicación de la tuberculosis bovina es una de las prioridades en el ámbito de la sanidad animal. En este sentido, el Gobierno andaluz pretende garantizar el cumplimiento riguroso del Programa nacional de lucha contra la tuberculosis bovina, de forma se reduzca la prevalencia de enfermedad en la cabaña ganadera.

En Andalucía, al igual que en el resto de España, se aplica el Programa Nacional de Erradicación de la Tuberculosis Bovina, que en líneas generales consiste en la aplicación de la prueba diagnóstica conocida como intradermotuberculinización (IDTB) y sacrificio de los animales que resulten positivos; la aplicación, en los rebaños con animales positivos, de una segunda prueba complementaria, denominada ganma-interferón, que aumenta la detección de animales positivos. Los ganaderos cuyos animales sean sacrificados por positividad serán indemnizados.

La normativa establece también que los movimientos para vida de animales deben producirse normalmente previa ejecución previa de la prueba de la IDTB; asimismo se calificarán las explotaciones ganaderas en función de su situación frente a la enfermedad y se regularán los movimientos entre ellas en función de las mismas.

Por último, es obligatorio la ejecución de un plan anual de controles por parte de los servicios veterinarios oficiales de la Junta de Andalucía para la verificación de la correcta aplicación del programa.

Fuente: Agrodigital

Publicidad