6 de octubre de 2015 11:11 AM
Imprimir

El PEDv que afectó al porcino estadounidense pudo provenir de envases plásticos para alimentación animal reutilizados

El virus de la epidemia diarreica porcina (PEDv por sus siglas en inglés) que afectó al 10% de la cabaña porcina de EE.UU. durante 2013 y 2014 podría haber entrado en el país a través de envases plásticos para alimentación animal reutilizados, según ha informado el USDA.

El virus de la epidemia diarreica porcina (PEDv por sus siglas en inglés) que afectó al 10% de la cabaña porcina de EE.UU. durante 2013 y 2014 podría haber entrado en el país a través de envases plásticos para alimentación animal reutilizados, según ha informado el USDA.

En concreto se trataría de unos envases plásticos reutilizables contaminados que se utilizan para el transporte a granel de materias primas para alimentación animal. El USDA asegura además que el virus poseía un ADN similar en un 99,5% al que afectó a la provincia de Anhui en China aunque desde el equipo de investigadores no se ha asegurado que proceda de China.

Cabe recordar que este virus se detectó en EE.UU. por primera vez en abril de 2013 y que se extendió rápidamente a otros 8 estados, afectando a más de 8 millones de lechones e todo el país. Iowa, Carolina del Norte, Mnnesota e Illinois fueron de los estados más afectados con pérdidas superiores a los 1.800 millones de dólares.

De acuerdo con el APHIS del USDA, la ruta más probable de difusión del virus ha sido a través de alimentos o piensos reciclados que recogen empresas que pertenecen a una gran red dentro del medioeste del país.

Ante la falta de un origen claro, desde la National Pork Producers Council (NPPC) se han mostrado preocupados por la brecha “en nuestro sistema de protección de la salud animal”, asegura su portavoz, Dave Warner.

Para los investigadores una forma de evitar que se vuelvan a dar estas situaciones es el uso de métodos de desinfección eficaces y también evitar la reutilización de bolsas o poner en marcha programas de desinfección como el calor seco antes de reutilizar los envases.

Fuente: Portal Veterinario

Publicidad