8 de octubre de 2015 13:50 PM
Imprimir

Desarrollan un nuevo software que promete revolucionar el futuro de la agricultura

Técnicos argentinos diseñan un software que permitirá un tratamiento más puntual del suelo. Micro variabilidad, tal cual su nombre determinará milimétricamente lo que sucede en una hectárea. Esto favorecerá al armado de un mapa más preciso logrando por ejemplo donde aplicar más fertilizantes para mejorar la calidad de los mismos. Se trata de un tecnología […]

Técnicos argentinos diseñan un software que permitirá un tratamiento más puntual del suelo. Micro variabilidad, tal cual su nombre determinará milimétricamente lo que sucede en una hectárea. Esto favorecerá al armado de un mapa más preciso logrando por ejemplo donde aplicar más fertilizantes para mejorar la calidad de los mismos. Se trata de un tecnología que comienza a marcar el camino de una nueva agricultura.

El desarrollo es llevado adelante por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), con sede en Manfredi, Córdoba, donde se vienen dando los primeros ensayos para lanzarlo definitivamente al mercado.

Su aplicación busca hacer un suelo mucho más eficiente desde el punto de vista de la calidad que llevará a distinguir los cultivos, lo cual habla que se tendrá no uno sino varios productos en una misma hectárea pudiendo entonces ser comercializarlo con un mayor valor.

En esencia se trata del uso de drones que con cámaras multiespecrales reflejan los pequeños cambios a través de las fotos de alta resolución. De esta forma se puede armar distintos cuadros donde en vez de tener un punto de rendimiento por lote se pasa a obtener 440 datos de micro variabilidad.


“La mínima expresión permite avizorar una agricultura que entra en una nueva tendencia mundial para países avanzados en ésta temática”, señaló Andrés Méndez, uno de los técnicos responsables del proyecto.

Para esto el INTA trabaja en cómo usar la micro variabilidad de forma tal que sea manejada por todos los productores. En pocas palabras adaptarlo al sistema agropecuario argentino. Según Méndez, con la excepción de Estados Unidos, y ahora la Argentina, nadie más viene trabajando en la interpretación y procesamiento de las imágenes captadas. Para ésto ya se hacen ensayos a campo para su aplicación.

Todo esto traerá aparejado la necesidad de desarrollar una nueva maquinaria robotizada y automatizada para poder trabajar más específicamente en el campo.

Lo que significa el ingreso de una nueva ingeniería y de mucho software, esto habla a las claras de la llegada de una mano de obra más calificada para los próximos años.

 

La precisión marca el camino

Cada vez más se construyen máquinas automatizadas en su funcionamiento. La precisión sigue mostrando el camino de lo que día a día salen de las fábricas. El hombre dejó su lugar a sensores que logran mayor exactitud a la hora de hablar de rendimientos por hectárea.


La inteligencia artificial supera al hombre a la hora de tomar una rápida decisión. Y es que las máquinas del futuro serán un 100% con una gran dotación de inteligencia electrónica

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: BAE

Publicidad