10 de octubre de 2015 08:59 AM
Imprimir

Automatizar las labores mécanicas del campo

Se busca solucionar la falta de personal en los países desarrollados.

MILÁN.- Durante la Expo Milan 2015 se realizó una nueva reunión del Club de Bologna, conformado por 80 especialistas de 51 países preocupados por el futuro de la agricultura. Desde que ingresé como miembro permanente en 1995, los encuentros fueron dedicados a una agenda amplia y relevante a nivel global. Este año el eje fue el aporte que puede realizar la mecanización agrícola para alimentar a la población mundial.

Las conclusiones que se desprendieron de la reunión fueron:

La automatización de la mecanización es algo esencial, porque en los países desarrollados a los agricultores les cuesta cada vez más conseguir personal, aún pagando más de 17 dólares la hora.

La mecanización con alto grado de automatización es fundamental para retener a los jóvenes en el campo y que sean exitosos en su negocio.

El uso de drones en la agricultura está muy de moda y hay muchas posibilidades de que tengan aplicaciones útiles en un futuro próximo. Se presentó un trabajo en el cual se explica que el uso de drones en Estados Unidos en maíz reduciría el costo del cultivo en 30 dólares por hectárea.

La mecanización tiene un rol fundamental para el ahorro en el uso de insumos, tanto en materia de agroquímicos como de nuevos sistemas de irrigación que utilicen menos agua con iguales resultados. También para el ahorro de combustible necesario para su funcionamiento.

También aquí se señaló que los pequeños productores que a nivel mundial son el 80% de los productores totales, también tienen que tener acceso a una mecanización con un nivel adecuado de tecnología para esos sistemas de producción.

Con más biotecnología

La discusión sobre el aporte de la mecanización agrícola en el aumento de la alimentación derivó en otros factores de producción. Lo más relevante fue que:

La innovación biológica tendrá un papel decisivo para aumentar la productividad con menores recursos. Por ejemplo desde 1950 al 1995, la cantidad de alimentos producidos con la misma superficie agrícola de aproximadamente 600 millones de hectáreas, pasó de 600 a 2025 millones de toneladas de alimentos.

Desde la época de Napoleón, que fue el que promovió la utilización de la remolacha azucarera, en sustitución de la caña, el contenido de azúcar de la remolacha pasó del 5% al 20%, que se logra actualmente en algunos casos, todo ello gracias al mejoramiento genético.

La promoción de microorganismos de suelo para mejorar la calidad del mismo y disminuir la aplicación de los fertilizantes tendrá una gran difusión en el futuro.

La preocupación de todas las discusiones fue como producir más alimentos pero también mas forrajes, fibras y energía limpia

Fuente: La Nacion

Publicidad