10 de octubre de 2015 20:59 PM
Imprimir

7 pasos para hacer una correcta toma de sangre en bovinos

La Universidad Nacional de Colombia presenta una guía completa sobre la forma correcta de tomar sangre en bovinos a partir de la vena coccígea y la yugular externa.
El primer paso a seguir para hacer la toma asertiva es tener claro para que se realizará a fin de iniciar la búsqueda de los materiales necesarios para que no se presenten complicaciones o deba repetirse la prueba.
De esta forma, la institución de educación superior contempla que se requieren elementos de restricción física, tales como brete, nariguera, lazos, apretaderos.
De igual forma, contenedor de objetos punzantes o guardián, bolsa para desechos biológicos (roja), marcador indeleble, formato de recolección de muestra, gasas estériles y guantes desechables. Agujas de seguridad para extracción de sangre venosa por sistema de vacío, calibre 20G. Fundas o camisas de agujas de punción intravenosa- vacutainer. Tubos de recolección de sangre estériles con gel separador (tapa amarilla) y alcohol antiséptico yodo povidona al 10 %.
El segundo paso a seguir es definir si se hará una muestra de sangre venosa de la yugular, la abdominal subcutánea o de la vena coccígea. Sobre esta última, indicó la Universidad, “se requiere restricción mínima y es posible realizarla sin ayudante. Tiene un menor riesgo de accidentes e infecciones”.
Se debe además rotular o identificar el tubo y sujetar la cabeza en un brete o corral con una la ayuda de un cabezal o lazos.
El personal encargado de la toma de sangre en los rumiantes, añadió la entidad educativa, se debe lavar las manos, levantar la cola del animal con suavidad hasta casi colocarla en posición vertical, sujetándola en el tercio medio.
Se prosigue a retirar los residuos de materia fecal y se limpia la zona con papel o algodón. Luego, con la mano libre, localizar por palpación la vena en la línea media, justo al caudal de la inserción de los pliegues de la piel de la cola a nivel del espacio entre las vértebras coccígeas.
No se pueden olvidar los guantes y realizar antisepsia con alcohol 70 % o con yodo povidona al 10 %, en una zona de la piel de unos 10 centímetros de diámetro, alrededor del sitio de punción.
“Se comienza por el centro y se irá haciendo círculos concéntricos hacia el exterior. Se deja actuar de 1 a 2 minutos”, especificó la Universidad.
Además es importante desinfectar el tapón de goma del tubo con alcohol 70 %. Empatar la aguja en la funda o camisa. Encajar el tubo en la funda o camisa sin perforarlo. Insertar la aguja craneal a la protuberancia ósea del proceso laminar en la línea media a una profundidad de 8 a12 milímetros en ángulo recto, hasta que la sangre empiece a brotar.
“Si no es posible obtener la muestra en este sitio, intentar entre Co 5-6”, recomendó.
Por último, se debe estabilizar la funda y la aguja con la mano, poner el pulgar de la otra mano en la parte inferior del tubo y los dedos índice y medio en las aletas de la funda.
“Presionando con el pulgar y el dedo índice, el uno contra el otro, se forzará al tapón de goma, introduciendo la aguja en el tubo. La sangre fluirá dentro del mismo”, describió la entidad al añadir en la guía que se debe mantener la funda estable, hasta consumir todo el vacío y retirar el tubo.
Cumplidos estos pasos, se prosigue a retirar la aguja, encajar el segundo tubo en la camisa y mantener la funda estable, hasta consumir todo el vacío y retirar el tubo.
Se mantiene la funda estable hasta consumir todo al vacío, mientras se prosigue a ejercer presión sobre la zona de punción con una gasa durante unos segundos.
Se invierte varias veces el tubo para que la sangre y el anticoagulante se mezclen, se desechan las agujas en el guardián y el resto de materiales contaminados en la bolsa roja. En este punto, la persona a cargo de la toma de la muestra se puede quitar los guantes.
Si se realiza la toma de muestra de la vena yugular externa, se tendrán en cuenta que es un “sitio muy común y accesible para la obtención de muestras de sangre venosa y requiere una mayor sujeción de la cabeza para evitar accidentes”, indicó la Universidad Nacional.
La vena yugular externa pasa a lo largo del cuello. Es una vena voluminosa, palpable y visible.  Se recomienda obtener muestras de sangre en el tercio craneal o medio.
Con base en lo anterior, se inicia con la rotulación o identificación del tubo. Se sujeta la cabeza en un brete o corral con la ayuda de lazos. Se localiza la vena en el surco yugular. “En los animales en lo que no se observa a simple vista, es fácilmente palpable”, acotó la institución.
Si desea conocer más detalles de las estrategias para hacer una correcta toma de sangre en bovinos ingrese al enlace guía.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: www.contextoganadero.com

Publicidad