11 de octubre de 2015 14:42 PM
Imprimir

Agro, energía y proteínas en el radar de Dupont

Para la compañía estadounidense, la Argentina y Córdoba son plazas estratégicas por la alta adopción de tecnologías y conocimiento. Visión optimista para el futuro.

Con una paleta que comprende las semillas Pioneer y Arvales, ingredientes químicos para la protección de cultivos y el último desembarco con tecnología propia para el tratamiento de semillas, Dupont Agro apuesta a ganar terreno en el segmento agrícola del país.

Para la compañía estadounidense, la Argentina representa el 60 por ciento de su facturación en agroquímicos entre un grupo de países que incluye también a Paraguay, Bolivia, Uruguay y Chile. Brasil es “otro mundo” aparte, en el que factura unos 1.100 millones de dólares anuales con herbicidas, fungicidas e insecticidas.

 

“La Argentina es el centro de nuestro negocio de agro en el Cono Sur, excluido Brasil, lo que representa una importante apuesta a futuro”, dijo a La Voz del Interior José Adriani, director en este segmento para el Cono Sur, durante el lanzamiento de Lumivia RA, un insecticida de última generación para semillas de soja. “Actualmente estamos avanzando en la formulación de agroquímicos en forma conjunta con otras empresas, como es el caso de Rizobacter, y apostamos a crecer”, resume.

 

En Córdoba, por ejemplo, la compañía controla la planta principal de Danisco en Arroyito, donde se producen proteínas destinadas a la industria de la alimentación. La rama alimenticia representa más del 45 por ciento de la facturación a nivel global, pero en el país se eleva por encima del 65 por ciento.

 

En medio de la transición política nacional, Adriani destaca que “para cualquier empresa que piensa en el mediano y largo plazos, la Argentina sigue siendo estratégica y uno de los principales jugadores a nivel mundial. Sabemos que en los últimos dos años, el sector se fue deteriorando desde el punto de vista competitivo por el impacto de la baja de casi un 50 por ciento en las commodities y también por algunas variables internas que han impactado en la rentabilidad de los cultivos”, describe.

 

No obstante, prefiere mirar el vaso medio lleno. “Somos optimistas respecto de que para cualquiera que sea elegido para gobernarnos, el agro es estratégico; gran parte de las divisas provienen de nuestro sector y se van a tomar las medidas necesarias para volver a una etapa de rentabilidad. La inversión que hemos tenido las compañías de desarrollo en la Argentina ha sido incremental, en nuevas semillas, eventos biotecnológicos, productos químicos. Hemos tenido años muy positivos. Los últimos tres años no han sido buenos, pero eso no indica que las compañías han bajado la inversión; lo que sí, se ve un impacto claro en la rentabilidad de los productores, y eso disminuye la adopción de esas tecnologías. Pero las compañías continuamos lanzando productos y, de retornar a un espacio de rentabilidad, vamos a permitir que los productores aceleren la adopción de estas nuevas tecnologías”, pronostica.

 

 

 

Plataformas

Energía, semillas, agroquímicos y proteínas. Con una central corporativa en Buenos Aires, Dupont cuenta con más de 300 colaboradores en las plataformas donde focaliza sus inversiones.

 

En Córdoba. Dupont controla la planta principal de Danisco en Arroyito, donde se producen proteínas destinadas a la industria de la alimentación. La compañía categoriza a la provincia entre sus principales mercados de agro por la alta adopción de tecnologías y conocimientos.

 

Defensivos agrícolas. La Argentina representa el 60 por ciento de su facturación en agroquímicos entre un grupo de países que incluye también a Paraguay, Bolivia, Uruguay y Chile. Sólo en este rubro suma 200-220 millones de dólares anuales. En Brasil factura 1.100 millones.

Fuente: La Voz

Publicidad