11 de octubre de 2015 19:43 PM
Imprimir

Los recolectores ilegales de setas, una preocupación en auge

Esta iniciativa permite al visitante adentrarse en las buenas prácticas en el mundo micológico para respetar la trazabilidad y gestión micológica de los bosques.

El mercado promocional Mercasetas incentiva este fin de semana en San Leonardo de Yagüe (Soria) los valores y usos de las setas como elemento impulsor del micoturismo, en una campaña otoñal donde la presión de las cuadrillas foráneas ilegales preocupa cada día más a los vecinos.

Esta iniciativa permite al visitante adentrarse en las buenas prácticas en el mundo micológico para respetar la trazabilidad y gestión micológica de los bosques.

 

 

Se busca atraer micoturismo a la zona, defender el producto micológico y mejorar la cultura micológica en torno a este recurso, y además Mercasetas permite trabajar en la sensibilización de los consumidores para que conozcan la importancia de la trazabilidad.

 

 

Con ello se trata de que se les eduque a comprar el producto micológico con un permiso comercial en regla, “lo que garantiza el origen”, y se ponga en valor otras especies además de las más conocidas, ha explicado.

 

“Es un mercado sobre todo educativo, a partir del cual consumidores, recolectores y empresas podemos trabajar todos en lo que en el futuro pueda ser, cuando haya una normativa que lo permita, en otro tipo de estructuras como las lonjas”, ha sostenido.

 

Mercasetas cuenta con un punto de compraventa de setas origen UGAM Montes de Soria destinado principalmente al micoturista y en paralelo se organizarán durante el fin de semana otras actividades como la venta de tapas micológicas y de otros productos micológicos, exposición micológica, actividades infantiles, charlas técnicas, demostraciones de cocina y concursos.

 

Fernández Peña ha asegurado que el problema de las cuadrillas de recolectores foráneos ilegales, principalmente de nacionalidad rumana, que se está suscitando en los montes micológicos regulados de Soria -160.000 hectáreas-, es compartido con otras provincias y países europeos, y es de orden público y tiene “solución compleja”.

 

En este sentido ha destacado que el sistema de regulación micológica de Soria favorece atajar el problema con decomisos, aunque ha reconocido que no es suficiente.

 

“Hay un problema que hay que atajar. Nosotros lo que queremos es solucionarlo con las autoridades. Es más razonable atajarlo desde la unidad, no desde la fragmentación”, ha señalado.

 

En su opinión, hay una falta de regulación en muchos aspectos tanto de ámbito nacional como regional o europeo.

 

“El otro día hablaba con finlandeses que tienen el mismo problema con los rusos”, ha asegurado.

 

Fernández Peña ha compartido la preocupación de vecinos y ayuntamientos sobre la presión creciente de las cuadrillas foráneas en sus montes y, en este sentido, ha resaltado el número de decomisos realizados y sanciones impuestas.

 

“Tienen que comprender que si vienen a esta zona no se lo vamos a poner fácil. Habrá un control exhaustivo”, ha avanzado.

 

Tanto el alcalde de San Leonardo de Yagüe, Jesús Elvira, como el presidente de la UGAM de Soria, Fidel Soria, han defendido la unión de todos los ayuntamientos propietarios de montes micológicos para hacer frente a esta invasión recolectora ilegal.

 

No obstante, Elvira ha apuntado que hay que conseguir que los vecinos tengan un mejor tratamiento en el sistema de regulación del aprovechamiento micológico, un recurso que está generando movimiento económico en la comarca.

 

Al alcalde de San Leonardo de Yagüe le gustaría que se pusiese en marcha una empresa transformadora y comercializadora que, como sucedía hace unos años con Arotz, enclavada en el vecino pueblo de Navaleno, daba trabajo durante dos o tres meses a trescientas personas.

 

Por su parte, Soria ha reconocido que es imprescindible la unión para atajar el problema de la presión creciente de cuadrillas foráneas ilegales, para lo que ha emplazado a una reunión cuando acabe la campaña micológica para plantear soluciones.

 

“Hay gente detrás de ellos, que posiblemente sean los que hay que controlar”, ha apuntado.

Fuente: EFE

Publicidad