21 de octubre de 2015 04:59 AM
Imprimir

EEUU: mosca asiática siembra el temor entre los productores de Florida

La mosca oriental de la fruta (Bactrocera dorsalis), pequeño insecto de apenas un centímetro, está provocando estragos en la agricultura, lo que enciende las alarmas en el estado norteamericano de Florida. La mosca podría tener consecuencias más graves para la economía que para el ecosistema.

Una amplia superficie de 250 km2 de terreno cultivado ha sido puesta en cuarentena, mientras la amenaza se cierne sobre el sector agrícola del sur de Florida.

 

Victoria Barnes, productora de aguacates en Redland  dice “Es quizás el insecto más devastador que pudiera haber”.  También menciona “Tenemos más de mil árboles y desde los primeros días de agosto, no hemos cosechado nada”.

 

Ninguna de las 165 moscas de la fruta atrapadas desde agosto por las autoridades fue hallada en su propiedad, pero la productora estima que ya perdió más de 5 toneladas de fruta.

 

La mosca oriental de la fruta puede volar grandes distancias y se alimenta de 432 diferentes tipos de plantas, incluidos los mangos, las bananas, los tomates, higos, sandías, papas, limones, pepinos, etc.

 

La mosca puede vivir entre 30 y 45 días en épocas calientes, pero ese tiempo es más que suficiente para que la hembra produzca hasta 1.500 huevos.

 

La hembra inyecta hasta 20 huevos en la pulpa de la fruta, que es dañada por las larvas, por lo que no puede ser consumida por los humanos.

 

El hábitat natural del insecto va del sur de China al norte de India, y aunque ya fue vista con anterioridad en California y Florida, las autoridades desconocen cómo llegó en esta ocasión al estado del sureste estadounidense, donde ha invadido en números sin precedentes.

 

“Si se establece en Estados Unidos continental, devastará la agricultura comercial”, advierte un folleto del Departamento de Agricultura de Florida, que está siendo distribuido  dentro de la zona en cuarentena.

 

“Los países con poblaciones establecidas de mosca oriental de la fruta pierden usualmente entre 25 y 50% de las cosechas”, agrega el documento.

 

De allí que un gran letrero en una de las calles principales de Redland, pide en inglés y español no mover la fruta, para evitar la propagación del insecto.

 

Los agricultores no pueden acceder por cierto periodo a su producción, ubicada dentro del perímetro en cuarentena y deben fumigar.

 

“Es lejos, el peor brote que hemos tenido en la historia del estado”, dice el ministro de Agricultura de Florida, Adam Putnam, que decretó la cuarentena al menos hasta febrero.

 

Según la oficina del ministro, más de 1.200 acuerdos han sido firmados entre las autoridades y los profesionales del sector agrícola para que permitan las inspecciones de sus productos.

 

Para los consumidores, la invasión de la mosca significa precios más altos y escasez de algunos productos, como maracuyá o aguacate. “Si antes la caja de aguacates costaba 10 dólares, ahora cuesta 40.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: tiempo.hn

Publicidad