25 de octubre de 2015 11:41 AM
Imprimir

Fridevi invierte 60 millones

Inaugurará en febrero una planta de faena de cerdos. El frigorifico "rediseñó su estrategia" y crece después de la crisis del 2013

El frigorifico Fridevi completará una inversión de 60 millones de pesos en febrero próximo cuando inaugure su planta de faenamiento de cerdos. Ese plan de expansión incluye el centro de distribución recién inaugurado en Allen, y la ampliación de su feed lot, llegando a más de 5.000 cabezas.

Esta proyección se superpone al crítico momento de hace dos años cuando se consolidó la barrera sanitaria del río Colorado y el frigorifico perdió la posibilidad de ingresar hacienda desde el norte para faena en su planta de Viedma. Entonces, llegó un reacomodamiento de personal, con un plan de retiro para un 15%. “Hubo que rediseñar la estrategia” y ajustarla a la nueva realidad, cuenta el gerente general, Sergio Seisdedos. Fridevi se focalizó en el mercado interno patagónico aunque mantiene su expectativa en el exterior, más allá de la disminución de la cuota Hilton (cupo de exportación de carne vacuna). Alcanzó 380 toneladas en el 2012 y bajó a 200 toneladas durante el año pasado.

Con el foco en el consumidor interno, Fridevi orientó sus políticas y acciones para el abastecimiento patagónico. También apuntó a la comercialización de un nuevo producto en crecimiento: la carne de cerdo.

Tres inversiones se corresponden con esas pautas: el fortalecimiento de su feed lot (pasando de un millar a 5.000 cabezas), la construcción de un centro de abastecimiento en el Alto Valle y la instalación de una planta de faena de cerdos.

Cada acción tiene una razón. La expansión del feed lot se orientó a la provisión de animales frente a al cierre de su ingreso desde norte, que operó a partir de febrero del 2013.

El centro de abastecimiento pretende el mejoramiento de la logistica y distribución en las diferentes bocas de ventas, desde Regina a Zapala. Recientemente, Fridevi inauguró el centro de Allen, con un desembolso de 15 millones.

La mayor inversión corresponde a la planta de cerdos. Su costo llega a 35 millones, con más de 2.500 metros cuadrado y su inauguración se prevé para febrero próximo.

Seisdedos admite el crecimiento como producto del desafío y riesgo asumido por el frigorifico, como además, proyecta consolidarse en el mercado patagónico con sus productos, que ya llegan hasta Caleta Olivia. Las expectativas de expansión también comprende a los consumidores rionegrinos. Prevé y trabaja por insertarse “paulatinamente” en Bariloche, aprovechando que Senasa eliminó en agosto la barrera interna y permite ahora el ingreso de carne con hueso (también ganado para faena).

El diálogo de “DeViedma” fue anterior a la versión del pedido gubernamental para que Fridevi se haga cargo del frigorifico barilochense Arroyo, y ayer no fue posible comunicarse con él.

El gerente general valoró este momento aunque advierte que existieron otros mejores. Para eso, ofrece números: antes del cierre del ingreso de ganado, la faena mensual era de 6000 cabezas y cayó a 3.500 en el 2013. Actualmente, la recuperación consigna 4.800 animales faenados.

Se aferra a las condiciones impuestas con la Barrera. Recuerda su oposición a esa decisión pero, hoy, defiende ese status porque hay que mantener las reglas fijadas hace dos años”, fundamentando en la necesidad de previsibilidad y la forzada readecuación asumida por el frigorifico a partir de esa determinación del Senasa. En esa línea, Seisdedos entiende “increíble que en el tiempo transcurrido aún no se unificó la Patagonia” -con fronteras en el movimiento de animales y carnes-, lo cual, “conforma una lógica consecuencia y, en cambio, ya se insinúe vulnerar la decisiones del 2013”.

Fuente: Diario de Rio Negro

Publicidad