25 de octubre de 2015 12:26 PM
Imprimir

En las elecciones de este domingo se juega el destino de la Argentina: también la suerte de la campaña maicera

Sin señales favorables podría haber un derrumbe de la producción 2015/16.

Este domingo en las elecciones presidenciales se juega el destino de la Argentina. Pero el resultado también tendrá un impacto internacional en el mercado internacional de commodities agrícolas.

 

La siembra de maíz temprano a nivel nacional fue del orden de 861.000 hectáreas, una cifra 12% inferior a la registrada el año pasado, según estimaciones del equipo técnico de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. La mayor parte de tales siembra se realizaron en campo propio.

 

El dato es que existen entre 2,10 y 2,40 millones de hectáreas disponibles para sembrar maíz tardío. Pero buena parte de esa superficie –mucha doble propósito– se sembrará con el cereal sólo si se eliminan las licencias de exportación (ROE) y derecho de exportación (20,0%) vigentes sobre el cultivo.

 

El presidente electo este domingo –o eventualmente el próximo 22 de octubre en caso de haber segunda vuelta– tendrá apenas días para comunicar cuál será la política maicera por implementar cuando asuma el gobierno el próximo 10 de diciembre (que es el mes en el cual se siembra la mayor parte del maíz tardío).

 

Si eso no sucede, los planteos de tornarán mayormente defensivos (“sojización”), con lo cual la producción argentina de maíz 2015/16 podría registrar un descenso sin precedentes que seguramente generará un efecto alcista de precios en el mercado internacional (el USDA prevé que casi el 12% de la oferta exportable de maíz 2015/16 provendrá de la Argentina).

 

Si el maíz no recibe señales favorables a tiempo, muchos fabricantes y distribuidores de híbridos, agroquímicos y fertilizantes perderán cantidades enormes de dinero, al tiempo que en algunas zonas productivas los sectores consumidores del cereal tendrán serias dificultades para abastecerse de ese insumo en 2016.

 

En el sur del Córdoba la siembra de maíz temprano –según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires– fue de 55.400 hectáreas (51% menos que el año pasado), mientras que en el centro de Buenos Aires fue de casi 40.000 (-53%) y en el centro-norte de Santa Fe de 21.800 hectáreas (-59%).

Fuente: Valor Soja

Publicidad