1 de noviembre de 2015 11:35 AM
Imprimir

China, mercado compensado para la carne colombiana

Los mercados compensados para el comercio de carne son los más favorables; pues compran, literalmente, todo el ejemplar.

El Gobierno Nacional hace lo posible por lograr la admisibilidad para la carne colombiana al mercado de los Estados Unidos, por estimarlo creciente, de alta demanda y muy cercano al país.

 

Sin embargo, las normas sanitarias y, principalmente, el contrabando de carne y bovinos desde Venezuela, son el principal escollo para darle luz verde a esa comercialización.

 

Para Jorge Quintero Pimentel, gerente del Frigorífico Río Frío (junto con Red Cárnica, de Montería, cumplen con el “top” de las exigencias sanitarias en el país), existe, sin embargo, otro mercado que de llegarse a abrir, literalmente, revolucionaría la comercialización de carne en Colombia.

 

En su concepto, el mercado de China es mucho más favorable, pues se trata de un consumo per cápita de 5,5 kilos anuales, pero de 1.400 millones de habitantes y con un crecimiento anual del 8%.

 

“Sanitariamente es más flexible, el consumo es creciente y además, su demanda es compensada; es decir, ellos se llevan todo el novillo, contrario a lo ocurrido con Rusia, que solo demanda los cuartos delanteros del novillo, dejándonos las vísceras y partes traseras donde se concentra la mejor y mayor cantidad de carne”, agregó.

 

Según Quintero Pimentel, el viaje a China puede durar entre 15 y 20 días, pero esa carne irá congelada desde el momento de salida del frigorífico, pues allí se tiene toda la tecnología de punta de frío para cumplir con las normas internacionales.

 

Para el directivo, otro mercado muy atractivo es Hong Kong por su crecimiento anual. Todo lo que consume lo tiene que importar y a esta ciudad-territorio la están abasteciendo Brasil, España y Estados Unidos.

 

“Cuando se tenga un mercado internacional sólido, la industria ganadera del país crecerá sustancialmente, y tal y como lo ha planteado el ministro de Agricultura, no se deben vender animales en pie, hay que llevarlos al mercado externo pero transformados”, agregó.

 

 

 

Cedis, la alternativa

El ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri Valencia, lo ha dicho de manera reiterada: hasta el 8 de agosto de 2016, todos los mataderos de bovinos deben cumplir con la normatividad sanitaria.

Para Jorge Quintero Pimentel, gerente del Frigorífico Río Frío, en Santander se tienen 43 mataderos que deben ponerse al día con esa normatividad, lo que implicaría una inversión superior a los $50 mil millones.

Sin embargo, estima que muchos no tienen un gran volumen de sacrificio, lo que les impedirá obtener un punto de equilibrio.

“Estamos proponiendo el montaje, con toda la tecnología de frío, de cuatro Centros de Distribución, Cedis (Barrancabermeja, Socorro, Vado Real y Málaga), con el fin de atender con carne de buena calidad y tratada con los más exigentes estándares de sanidad esas zonas de Santander”, agregó.

Quintero Pimentel señaló que los Cides tendrían como integrador el Frigorífico Río Frío, pero siguiendo la filosofía desde su creación, se trabajaría en un modelo asociativo con los expendedores y vendedores de carne de esas zonas de Santander.

“Para lograr ese propósito, el cual conlleva una inversión aproximada de $1.200 millones cada uno incluyendo los vehículos de transporte, se necesitarían créditos blandos, por ejemplo, del Banagrario”, explicó el directivo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad