1 de noviembre de 2015 19:01 PM
Imprimir

El cerdo va por el hueco de la vaca

Juan Uccelli, titular de la Asociación Argentina de Productores Porcinos, anticipó que faltará carne vacuna por la apertura de las exportaciones, oportunidad que aprovecharía el sector para seguir incrementando le consumo doméstico.

“Hay demanda de carne de cerdo y el año que viene será mayor debido a que va a salir al exterior carne vacuna, porque le van a sacar las retenciones, entonces va a faltar en el mercado local y el cerdo está trabajando para eso”.

De semejante diagnóstico partió Juan Uccelli, presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP), para explicar que el consumo interno de carne fresca de cerdo está lejos del techo y seguirá traccionando (aún más) el crecimiento del sector. “Vamos a ganar entre 2 y 3 kilos más (por habitante al año) el año que viene”, aseguró.

El dirigente estuvo en la capital santafesina el jueves 29 de octubre durante el 1º encuentro de la Asociación de Productores Porcinos de la Provincia de Santa Fe (Apporsafe). Allí explicó que actualmente el consumo doméstico orilla los 15 kilos “y podemos llegar a 22 o 23”, lo que implica ampliar en “una 150.000 madres” el stock.

Incluso afirmó que da igual quien gane las próximas elecciones: “ya hemos hablado con los dos candidatos a presidente y las posturas para el cerdo van a ser las mismas”. De ahí que haya pronosticado que “el negocio del cerdo es muy bueno y lo peor que nos puede pasar es que sea bueno”.

Autónomos

Sobre la posibilidad de que una eliminación en las retenciones al maíz encarezca el principal insumo del alimento en las granjas, Uccelli consideró que sólo tendría un impacto “del 6 o 7%, no más de eso en el costo de producción”. La deducción fue que junto con la liberación del cereal llegará también la de la carne vacuna, que al sumarse a “un dólar un poco más competitivo”, elevará el valor del ganado en pie “y eso va a subir un poquitito todo”. Por lo tanto el impacto se diluiría frente a los números favorables que tendría la actividad: “sacrificaremos ganancia, pero no vamos a entrar en pérdida”.

Frente a un público numeroso, el especialista brindo otra dato acerca de la fortaleza del sector. Explicó que, a pesar de tener un precio mucho más competitivo, el cerdo brasileño no representa una amenaza, como ocurrió en los 90. “Si entrara al mercado hoy nos mataría”, dijo, porque el equivalente al precio en pié del cerdo brasileño está 14% debajo que el argentino (históricamente fue 12% inferior). Sin embargo esa carne se orienta a chacinados y cuando 20 años atrás las importaciones pusieron en crisis la producción local fue porque de los 7 kilos per cápita anuales del consumo interno de entonces 6 era de embutidos. Hoy, en cambio, de los casi 15 kilos de consumo doméstico apenas 3 son de fiambres y el resto es fresco. “En 2005/06 dejamos de depender de Brasil”, le dijo a los productores, y remarcó: “una posible liberación del mercado en diciembre no va a implicar un avance de las importaciones, por que no hay mercado que compre”.

Ineficientes

Ante la presencia del senador departamental por San Justo, Rodrigo Borla, y del Secretario del Sistema Hídrico, Forestal y Minero, Roberto “Tito” Tión, el titular de Apporsafe, Marcos Diankoff, indicó que el 60% de los capones en la provincia proviene de pequeños productores y que el objetivo de la entidad es “que sean empresarios de la carne porcina”, para lo cual destacó la importancia de trabajar de manera conjunta. Uccelli alentó esa idea y propuso que la entidad santafesina sea “la pata local de AAPP”.

El referente nacional afirmó que la actividad “fue la más rentable de los últimos años dentro de la agroindustria”, situación que diluyó el efecto negativo de la ineficiencia. Tras señalar que la producción por madre ronda una media nacional de 1.900 kilos de capón al año, aunque hay granjas que alcanzan 3.200, enfatizó que muchos no superan los 800. “Ante cualquier cambio en el mercado quedan afuera”, dijo, por lo que recomendó enfocar el esfuerzo en la eficiencia tranqueras adentro. Sin embargo también recomendó “ser buenos vendedores” de la producción; y para eso sugirió avanzar en modelos asociativos.

Los fiambres y el cáncer: “detrás de esto hay otros intereses”.

Juan Uccelli opinó sobre el dictamen de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que declaró cancerígenos a los fiambres y embutidos (ver pagina 4), a la que consideró “una sorpresa a nivel mundial”. En su opinión, “fue una decisión demasiado extrema”, dado que el trabajo admite que habría que tener un consumo muy alto “que nadie hace”. Aún así, mencionó el caso de España, donde el consumo de embutidos es de 35kg/habitante/año “y no hay una incidencia tan grande respecto de países con menor consumo”.

El titular de AAPP recordó que “a nivel mundial salieron todos a cuestionar esto” y agregó: “creemos que detrás de esto hay otros intereses; nos parece poco serio de la OMS que haya salido tan groseramente, poniendo a los fiambres en una categoría 1”.

10ENPALABRAS_FOTO-UCCELLI.jpg

“ya hemos hablado con los dos candidatos a presidente y las posturas para el cerdo van a ser las mismas; el negocio es muy bueno y lo peor que nos puede pasar es que sea bueno”.

Juan Uccelli

Presidente de la Asociación Argentina de Productores Porcinos

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Litoral

Publicidad