1 de noviembre de 2015 21:42 PM
Imprimir

Vulnerabilidad por consumo de embutidos es mayor en Bolivia

Profesionales y Gobierno alertan sobre otros riesgos en el consumo de ese tipo de carnes. Una nutricionista recomienda retomar los “kioskos saludables” en las escuelas

Profesionales en Cochabamba señalan que la vulnerabilidad a la salud por el consumo de carne procesada y embutidos es mucho mayor en Bolivia, debido a las condiciones en las que se procesa, el tipo de carne que se usa, la manipulación y refrigeración de la misma.

El análisis surge a raíz de la alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que el consumo de carne procesada y embutidos causa cáncer.

“No es solamente el cáncer”, afirmó el jefe médico de toxicología del hospital Viedma, Ramiro Cadima, al señalar que existen otras afecciones, principalmente por productos artesanales que no tienen ningún control de la autoridad competente.

En diferentes operativos, realizados por la Alcaldía y otras instituciones a embutidoras clandestinas, que son las que mayor presencia tienen en los puestos ambulantes, encontraron carnes en descomposición, además de orejas, cartílagos, nervios, grasa y todo tipo de desechos que poco se asemejan a la carne pura. Además, de colorantes, cartones y otros aditivos de dudosa procedencia.

 

 

ENFERMEDADES

El consumo de un producto no certificado por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag), podría derivar en otros problemas como la gastroenteritis y parasitosis por los gérmenes encontrados.

Además, la falta de estudios específicos sobre estas carnes y sus efectos en la salud, así como la prevalencia del cáncer, agrava la situación, ya que no se puede saber con exactitud la verdadera dimensión del problema en Bolivia.

 
NORMATIVA

Ayer, el Gobierno, a través de la Unidad de Alimentación y Nutrición del Ministerio de Salud, recomendó a la población moderar el consumo de estas carnes y variar el menú.

La representante de esta Unidad, Vicki Aguilar, acotó que incluso la carne ahumada no está recomendada por la combustión que provoca los humos que se adhieren en la carne.

Frente a esta vulnerabilidad, recomendó comprar siempre los productos de marcas conocidas y con registro sanitario del Senasag.

Ante posibles falsificadores o contrabandistas, el Senasag aconsejó a la población grabar la siguiente dirección web en su celular para verificar, en cualquier momento, la autenticidad e inocuidad del producto. En este sitio web http://190.129.84.251/egp/pquery.html  el consumidor solo debe ingresar el número de registro y hacer click en “Ver reporte”. Si el producto no cuenta con el registro o no fue renovado, saldrá una ventana de “error”.

 

ESCOLARES

En relación a la prevención, la nutricionista del Instituto Gastroenterológico Boliviano Japonés, Daysi Ferrufino, señaló que esto pasa porque tanto autoridades como padres de familia se involucren en la excesiva oferta de salchipapas, hamburguesas y hot dog, principalmente de los colegios.

La profesional explicó que junto al Colegio de Nutricionistas impulsaron los denominados “kioscos saludables”, donde se sustituyeron las salchipapas, frituras y golosinas por frutas y jugos naturales. La misma fue apoyada por la Municipalidad, pero que no tuvo la continuidad y el impacto deseado ya que primó más el lucro que la salud.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad