2 de noviembre de 2015 10:53 AM
Imprimir

Se tiran otras 50.000 toneladas de peras y manzanas

“Si sólo se anuncia el retiro de las retenciones a principios de diciembre, seguro vamos a estar en el mismo escenario del año pasado tirando 500 millones de kilos a la basura”, dijeron desde el sector.     “Hoy la problemática sigue siendo similar al año pasado, cuando se tiró mucha fruta en cosecha, cerca […]

“Si sólo se anuncia el retiro de las retenciones a principios de diciembre, seguro vamos a estar en el mismo escenario del año pasado tirando 500 millones de kilos a la basura”, dijeron desde el sector.

 

 

“Hoy la problemática sigue siendo similar al año pasado, cuando se tiró mucha fruta en cosecha, cerca de 300 millones de kilos y ahora se está dando el segundo proceso de eliminación, con la fruta que ya está en frigorífico, y se estarían eliminando unos 50 millones de kilos más“, indicó a “Siempre que llovió…paró”, Javier Lojo, especialista en fruticultura y periodista del Diario Río Negro.

 

 

Luego agregó que “hoy, al sacar fruta de la cámara frigorífica y colocarla en el mercado no se recuperan los costos. Hay dos problemas: el corto plazo con el corte de la cadena de pago (ya que el productor al no poder vender sus frutas, no puede cancelar los compromisos que tiene), y por otra parte, que está desfinanciado para empezar la nueva temporada. Por eso, en la temporada 2015/2016, va a haber un menor volumen de cosecha de peras y manzanas para comercializar, sumado a la mala calidad y la relación con Brasil”.

 

 

Lojo también alertó sobre “la profundidad con que se toman las medidas para revertir este escenario. Los actuales candidatos dijeron que van a eliminar las retenciones a peras y manzanas y eso representa un 5% del valor FOB de la exportación que, en términos nominales, representa unos 25 millones de dólares por año que quedarían así dentro del sistema. Pero, el quiebre hoy es de 180 millones de dólares, por lo que eso representaría solo un 15% de mejora en la pérdida de este año”.

 

 

“Hay que ver que otras medidas adicionales aplican para poder mejorar la competitividad del Valle, para que pueda volver a ser competitivo. Los tiempos políticos van en contra de los tiempos productivos, ya que el 11 de diciembre empieza a trabajar el nuevo gobierno, y acá en las próximas semanas ya comienza la cosecha de (fruta de) carozo, y en los primeros días de enero la de peras. Si no hay definiciones rápido mucha de esa fruta va a volver a quedar en la planta, porque es antieconómico recolectarla”.

 

 

Consultado acerca de las expectativas respecto al mercado internacional Lojo indicó que “son buenas. Chile, Brasil, Nueva Zelanda y Australia levantaron sus exportaciones, mientras que Argentina cayó 35%. Eso se debe a que los precios están relativamente sostenidos y las devaluaciones que hicieron muchos países, con un nivel de inflación menor a un dígito, favoreció la mejora competitiva de la paridad cambiaria en el exterior. Mientras que nosotros devaluamos 18% con una inflación de 25%, por lo que seguimos perdiendo competitividad”.

 

 

Para finalizar explicó que, “otra temporada como la del año anterior la gente ya no aguanta. No hay liquidez para poner en marcha la capitalización del sistema para empezar la cosecha. Si seguimos igual y sólo se anuncia el retiro de las retenciones a principios de diciembre, seguro vamos a estar en el mismo escenario del año pasado tirando 500 millones de kilos a la basura”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad