3 de noviembre de 2015 08:33 AM
Imprimir

Giro discursivo de Scioli: mantiene subsidios y beneficia a sojeros

Las nuevas propuestas del FpV para el balotaje

En un volantazo de campaña, Daniel Scioli comprometió mantener los subsidios a los servicios públicos, la creación de un escudo contra el narcotráfico en la región norte y noroeste del país –con participación de las Fuerzas Armadas-, conformación de fondos especiales en el Gran Rosario y Gran Córdoba, e instaló como prioridad, también, la baja a las retenciones a la soja.

 

Todo en una sola jornada de destape político del candidato presidencial del FpV. Antes había adelantado que, en caso de ganar el balotaje, eximiría de pago sobre Ganancias en el aguinaldo de fin de año y en 2016 resolvería aplicar el 82% móvil para la percepción mínima de los jubilados. La direccionalidad de sus anuncios parece unívoca: captar gran parte del 21% de votantes que acompañaron las propuestas de Sergio Massa. Estas medidas estaban en el programa de UNA en las generales del 25 de octubre.

 

Ahora, Scioli procura proximidad con el diputado nacional. Aún con gestos inesperados. Ayer, después de dos años, intentó una distensión en el trato entre ambos, seriamente dañado después del robo en la casa del ex intendente de Tigre, en plena campaña legislativa.

 

En apariencia, el giro del discurso pulveriza algunos preconceptos del kirchnerismo. Entre ellos, la relación con los actores principales de la actividad agropecuaria. Como adelantó Clarín este sábado, Scioli considera bajar 10 puntos en la retención actual del 35% en la soja y la eliminación para el maíz, trigo, y los permisos de exportación ROEs. El gobernador bonaerense se comporta, en las promesas, más audaz que el propio Mauricio Macri, quien prevé cinco puntos porcentuales menos para la soja por año, en un plan de mediano plazo.

 
Hasta en la cuestión tarifaria el candidato kirchnerista relajó las prevenciones presupuestarias. Dijo que se mantendrán sin retoques, cuando hace semanas su principal asesor económico, Miguel Bein, discurría sobre la necesidad de “racionalizar” el esquema tarifario (gas, luz y otros), incluido el servicio de transporte público de pasajeros para subsidiar a los usuarios y no a las empresas.

 

Scioli no se detuvo en pruritos partidarios con la eventual movilización de efectivos de las FF.AA. en “el blindaje de 2500 kilómetros de fronteras”. Tampoco en el esquema de “descentralización” federal, que es apenas un enunciado. “Más coparticipación a las provincias”, según el nuevo enfoque que confronta el esquema rígido del matrimonio Kirchner en estos doce años.

 

Pero, directamente, el mayor atrevimiento de Scioli fue admitir que el sistema del INDEC “es perfectible y es posible profesionalizarlo cada vez más”. Complementario de este remozamiento discursivo resulta el nuevo abordaje para el control de cambios impuesto por el ministro de Economía, Axel Kicillof. Dijo Scioli: ”Se va a dinamizar cada vez más” el cepo al dólar porque “cada vez van a entrar más dólares al país”.

 

¿Se rompe la moldura “ideológica” del oficialismo con estos anuncios de Scioli? Un documento del PJ boanerense respaldó ayer una por una las posturas del candidato oficialista.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Clarin

Publicidad