5 de noviembre de 2015 10:23 AM
Imprimir

Claas presentó un nuevo procesador de granos para las Jaguar

CLAAS Argentina ofrece el novedoso procesador de granos Sherdlage que permite obtener silajes con fibra más larga y mayor digestibilidad. Hasta ahora se venía utilizando sólo en los Estados Unidos, en todos los casos, sobre cosechadoras de forrajes JAGUAR. La opinión de los especialistas.

CLAAS incorpora como equipamiento opcional de sus picadoras de forrajes JAGUAR la última tecnología en materia de crackers para la confección de silajes de maíz. El anuncio se realizó luego de concretar un acuerdo entre CLAAS -líder a nivel mundial de la fabricación de cosechadoras de forrajes autopropulsadas- con la compañía estadounidense Shredlage que desarrolló un proceso especial de acondicionamiento para el ensilaje de maíz.

La técnica Shredlage consiste en realizar el ensilado de maíz de planta entera con picadoras autopropulsadas a las que se adapta un nuevo procesador de granos. Este novedoso cracker tiene la superficie de los rolos quebradores cuadriculada, con una separación entre ambos rolos de 2 a 3 milímetros. El diferencial en la velocidad de giro entre ambos rolos marca una diferencia sustancial con el sistema tradicional, ya que en el Shredlage es del 32% versus el 21% del sistema anterior. Otra diferencia es que con el nuevo cracker la picadora debe ser regulada para que realice un largo de picado de 2,5 a 3 centímetros, mayor al que tradicionalmente se recomienda, de entre 1,5 y 2 cm.

 

 

 

Los resultados

La nueva tecnología llega a la región de la mano de CLAAS luego de haber mostrado una rápida e importante adopción en los Estados Unidos.  Allí, durante la campaña de picado de forrajes 2014 el fabricante del procesador Sherdlage indicó que se vendieron alrededor de 600 equipos en ese país. Todos están trabajando en picadoras autopropulsadas de la marca CLAAS.

Un informe elaborado por los ingenieros agrónomos del INTA José Peiretti (EEA Salta), Federico Sánchez y Gastón Urretz (ambos de la EEA Manfredi) señala que en la XVII Conferencia Internacional sobre Silajes que se realizó recientemente en San Pablo, Brasil, uno de los trabajos más destacados fue el presentado por Luis Ferrarretto y sus colaboradores de la Universidad de Wisconsin en el que mostraron los resultados obtenidos con la utilización del procesador Shredlage.

Los investigadores recolectaron datos entre 69 tambos de los Estados de Minnesota, Wisconsin e Illinois durante las etapas de picado y confección de los silos y los relacionaron con los sistemas de procesado y extracción empleados y con el equipamiento utilizado. También tomaron muestras de material durante las etapas de extracción de los silos de esos establecimientos que les permitieron obtener datos de la calidad física y química de los silos.

 

 

 

Mayor digestibilidad

Los resultados de los investigadores estadounidenses muestran un aumento en la digestibilidad de la materia seca procesada con el cracker Shredlague. En otro ensayo, los mismos especialistas de la Universidad de Wisconsin, compararon la respuesta de vacas en lactancia alimentadas con el sistema Shredlage y el silo tradicional.

Al respecto, señalaron que la primera diferencia es la mayor cantidad de fibra larga que se observa en el comedero cargado con Shredlage frente al silo convencional. Esto determinó un aumento del contenido de fibra efectiva “que es un dato muy importante cuando se habla de un correcto funcionamiento ruminal, salud animal y formación de grasa en leche”, explican los especialistas del INTA. “La proporción de partículas de mayor tamaño fue mayor en las muestras extraídas del silo realizado con Shredlage -agregan-.

Un 31,5% de la muestra quedó en la zaranda superior del separador de partículas Penn State (alveolos de 19 mm) contra el 5,6% que quedó en los silos tradicionales. Por la forma de trabajo del procesador Shredlage, que aumenta el daño sobre las partículas de forraje más grandes, se genera un incremento en la digestibilidad de la Fibra al Detergente Neutro”.
Los técnicos del INTA concluyen en que estos resultados indican que se está frente a “una herramienta muy interesante para tener en cuenta al momento de pensar en una dieta de base silaje de maíz con mayor contenido de fibra larga, sin comprometer la digestibilidad de los granos y la energía suministrada”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad