5 de noviembre de 2015 10:50 AM
Imprimir

Identifican bacteria que causa protuberancias a huemules de Reserva Cerro Castillo

Gracias al Plan de Contingencia desarrollado por el Programa de Protección al Huemul, el que efectuó análisis de muestras en varios ejemplares de estos animales, se pudo determinar que la causa de estos abscesos es la bacteria Corynebacterium pseudotuberculosis, la que produce una enfermedad cuyo nombre es linfoadenitis caseosa.

En una conferencia de prensa realizada en horas de esta mañana, autoridades del agro dieron a conocer los resultados de exámenes practicados a algunos ejemplares de huemules de la Reserva Nacional Cerro Castillo, dando dos de estas muestras positivas a la bacteria conocida como Corynebacterium pseudotuberculosis, la que produce una enfermedad cuyo nombre es linfoadenitis caseosa.

 

“Desde mediados del 2014, y gracias al oportuno aviso de los guardaparques y la ciudadanía organizada, se han avistado huemules de la reserva con abscesos (“protuberancias”), generándose inmediatamente un plan de contingencia enmarcado en el Programa de Protección al Huemul, de manera de poder tomar muestras para esclarecer el origen y posible gravedad de estas lesiones. Dichos resultados habían sido negativos, hasta la semana pasada que dos de ellos dieron positivo a una bacteria. Desde el día uno ha habido un seguimiento a los animales afectados, poniendo como Ministerio todos los esfuerzos y herramientas, lo que seguiremos haciendo, de manera de resguardar y proteger nuestro/a huemul”, indicó el Seremi de Agricultura, Horacio Velásquez.

 

Por su parte, Julio Cerda, director regional del SAG, manifestó que “las muestras tomadas a huemules se han enviado a laboratorios oficiales del SAG ubicados en Coyhaique, Osorno y Santiago, y en las que se han realizado los análisis que toman su tiempo. Gracias al trabajo ejecutado podemos decir que en dos de las muestras tomadas aparece la bacteria Corynebacterium pseudotuberculosis, que provoca la enfermedad linfoadenitis caseosa, produciendo inflamación de los ganglios y producción de abscesos caseosos purulentos, como los encontrados en los ejemplares estudiados”.

 

Asimismo agregó Cerda, “esta enfermedad no es de denuncia obligada y es cosmopolita, afecta principalmente a ovinos, caprinos, equinos y bovinos, y también a la fauna silvestre, como ciervos y alces. Esta enfermedad ha estado presente en Aysén desde hace bastante tiempo, y se identifica principalmente en los mataderos. Como SAG seguiremos con las acciones de tratamiento y vigilancia de ejemplares afectados, de manera de resguardar el estado sanitario de los huemules”.

 

Por su parte, Leonardo Yáñez, director regional de Conaf, señaló que “en el marco del Programa de Protección del Huemul, en la reserva se dispone de dos guarfaunas que están de manera permanente en la unidad, pero adicionalmente aumentaremos la cantidad de guardaparques también de manera de hacerle un seguimiento a los huemules con abscesos, que ya han sido tratados por el SAG, con la finalidad de tener registro de su evolución”.

 

Igualmente, la primera autoridad del agro en la región, indicó que “mencionar que han habido hallazgos de estos abscesos en huemules de otras zonas del país, pero no se había identificado la enfermedad. Además, esta detección nos permite avanzar en el conocimiento de la especie, como así también enfocar los recursos que tenemos”, puntualizó Velásquez.

 

Cabe destacar, que aparte de la identificación y tratamiento de huemules con esta patología, el Ministerio de Agricultura está en contacto con Nueva Zelanda, donde se ha probado una vacuna para esta enfermedad en otra especie de ciervos.

 

 

La enfermedad

La linfoadenitis caseosa es una enfermedad infectocontagiosa de tipo crónico, que afecta al ganado ovino, caprino, equino y algunas especies de cérvidos, caracterizada por producir procesos purulentos de tipo caseoso a nivel ganglionar y abscesos en diferentes órganos.

 

El agente que produce la enfermedad es el Corynebacterium pseudotuberculosis, llamado también C. ovis, es un microorganismo que afecta además a los equinos provocándoles una linfangitis (inflamación de ganglios) y abscesos, a los cérvidos, a camélidos y, ocasionalmente, al hombre.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: www.eldivisadero.cl

Publicidad