5 de noviembre de 2015 19:14 PM
Imprimir

Poner atención en la relación malezas/plagas

Un error en este punto afecta fuertemente los costos e ingresos

Es muy común en la producción agrícola que se manejen en forma separada los diferentes problemas que afectan la producción de cereales y oleaginosas. Basta con asistir a conferencias y congresos donde temas como nutrición, control de malezas o control de plagas y enfermedades se abordan en forma separada y sin tener en cuenta la dinámica que los relaciona.

Ejemplo de esto son las plagas que utilizan malezas o rastrojos de cultivos anteriores como hospedantes, buscando en ellos protección y alimentación hasta llegar a la nueva temporada de reproducción. Se pueden citar como ejemplo a las Chinche de los Cuernos (Dichelops furcatus), que buscan protección en rastrojos de maíz que fue atacado oportunamente por ellas. También se puede citar a la Oruga de la Verdolaga (Achira bifidalis) y la Oruga Militar Tardía (Spodoptera frugiperda), que puede utilizar al cultivo de Trigo como puente verde para llegar a atacar a la soja en su fase de emergencia. Se debe agregar a esto la acción del complejo de Isocas Cortadoras que, favorecidas por los aumentos de rastrojos y humedad en superficie, afectan a cultivos de gruesa recién implantados.

Las Chinches encuentran en la soja recién nacida la primera fuente de nutrición luego de los barbechos. En el caso de la Oruga de la Verdolaga, una vez controladas estas plantas y las de Yuyo Colorado que la hospedan, pasa a atacar al cultivo de soja en sus primeros estadíos. Finalmente, Spodóptera puede hospedarse en los cultivos de Trigo y estar presente en los rastrojos recién cosechados, y pasar directamente a la soja de segunda, generando un grave daño de defoliación, desarrollo y retrasos en el crecimiento del cultivo.

La forma de solucionar estos problemas es, sin duda, desde el monitoreo y el uso de insecticidas especialmente formulados en base a activos que no se ven alterados por la radiación solar, ni que queden retenidos en los rastrojos, anulando de esta forma su acción.

FURy® 20 EW de FMC es una herramienta de alta eficiencia de acción, que está formulado en base a Zetametrina al 20% en una Emulsión de Aceite en Agua, lo que le da a la molécula la posibilidad de evitar la retención de la misma al rastrojo, llegando al lugar donde las plagas están comenzando a dañar los cultivos de gruesa. Es un producto formulado para el control de hemípteros y lepidópteros que atacan a la soja, el maíz, el girasol y el algodón en sus etapas iniciales y les brinda protección para que tengan un rápido desarrollo inicial.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad