6 de noviembre de 2015 14:49 PM
Imprimir

Uruguay agregará la calidad nutricional en promoción de carne

El ministro Tabaré Aguerre disertó en la cumbre de importadores de EEUU en Washington.

Uruguay incorporará “a la estrategia de diferenciación y de identificación de la carne vacuna uruguaya en el mundo la información sobre la calidad nutricional” del producto, reveló a El Observador Agropecuario el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Tabaré Aguerre.

 

El jerarca explicó desde Washington –vía telefónica– que los datos de la investigación, que compara la producción de carne a cielo abierto con la que se produce con granos, “establecen con claridad que hay una asociación entre la alimentación y la cantidad de grasa y, sobre todo, con la calidad de la grasa”.

 

Aguerre fue distinguido como el principal disertante invitado el miércoles pasado en la reunión anual de la Meat Import Council of América (MICA), que reúne a los importadores de carne de EEUU. En el encuentro también participaron como oyentes representantes de los principales países competidores de Uruguay en el mercado internacional de la carne.

 

El ministro también participó ayer en el acto de llegada al puerto de Filadelfia del primer embarque –cinco toneladas– de carne natural uruguaya certificada por el Departamento de Agricultura de EEUU con el sello Never Ever 3. Se trata de carne producida a cielo abierto, en campo natural, sin uso de antibióticos ni hormonas del crecimiento. El primer embarque realizado por el Frigorífico San Jacinto llegará a consumidores de la comunidad judía en Nueva York a través de un supermercado.

 

Aguerre dijo que en su disertación “adelantamos la estrategia de Uruguay, que es el camino de la intensificación sostenible y diferenciada con que promovemos la carne uruguaya, que busca aprovechar la capacidad de nuestros pastizales naturales con una política que apuntará a la mejora del manejo, pero también a la diferenciación” que permita vender “a un valor diferenciado” la carne.

 

Al resaltar la oportunidad que tuvo de disertar en la MICA, el ministro dijo que “en el mundo se producen 59 millones de toneladas de carne vacuna, de las que se comercializan 10 millones de toneladas” y recordó que “EEUU exporta un millón de toneladas, pero compra también un millón de toneladas, por lo que es competidor pero también un fuerte importador de carne”.

 

Aguerre remarcó en la MICA la trayectoria de Uruguay que “no solo tiene a la ganadería como primera actividad económica, a la carne como principal rubro de exportación y un desarrollo intensivo de genética en siglo XX, sino también es el único país que tiene desarrollada la plataforma de trazabilidad como bien público. Y único país que tiene prohibido por ley el uso de hormonas y antibióticos en la producción animal”.

 

El ministro dijo que Uruguay puede pasar de exportar 400 mil toneladas a 550 mil toneladas de carne vacuna –28% más– “sin perder los atributos que la hacen diferente y que cada vez tiene más demandantes”.

 

Aguerre señaló que la carne natural certificada como Never Ever 3 “no es producto orgánico pero no tiene antibióticos a lo largo de la vida del animal y eso es un concepto que genera mucha sensibilidad en los consumidores. Entendemos que la combinación de la producción a pasto, con razas británicas, con una buena calidad y sanidad, con inocuidad certificada, con trazabilidad consolidada, con una industria frigorífica reconocida en el mundo, con la certificación Never Ever y en el futuro con una estrategia de diferenciación por la calidad y diferenciación de la grasa intramuscular, nos permitirá proyectarnos no como un commodity sino como un producto de calidad”.

El ministro agregó que “no será lo mismo hacer una hamburguesa de carne picada proveniente de un animal que tiene la certificación Never Ever 3, producto que ya es diferenciado”.

 

En su intervención en la MICA, Aguerre dijo que “hablamos de la ruta de la intensificación sostenible de la ganadería en Uruguay, en equilibrio con la agricultura y la forestación”, como parte la actividad del eje estratégico número uno de la gestión del MGAP: la promoción de la competitividad e inserción internacional.

 

“Promover la diferenciación y generar más valor es un elemento de competitividad y a la vez de inserción internacional. Uruguay no puede competir con cantidad, sino con calidad. Toda la producción uruguaya se tiene que alinear detrás para tener un volumen de producto diferenciado. Después se harán los arreglos para que haya un precio diferencial que llegue a todos los eslabones de la cadena”, dijo Aguerre.

 

El segundo punto que remarcó el ministro en su disertación fue “la intensificación sostenible, esto es la sinergia entre la agricultura y la ganadería. Los cultivos forrajeros que le dan sostenibilidad a la agricultura son insumos estratégicos en una ganadería más intensiva sin dejar de ser natural, lo que nosotros llamamos la ganadería de precisión. Es decir, utilizar mejor los recursos”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad