6 de noviembre de 2015 14:54 PM
Imprimir

En Uruguay el agro con “márgenes ajustados y dificultades financieras”

La economista Florencia Carriquiry repasó la situación actual de la economía y el agro

El sector agropecuario enfrenta un segundo ejercicio con márgenes muy ajustados, que generan en algunos rubros crecientes dificultades financieras”. Esa fue una de las conclusiones de Florencia Carriquiry al abrir la 33a Jornada de Información Económica, que realizó el viernes pasado la Federación Uruguaya de grupos CREA (Fucrea) en el LATU.

 

Sin embargo, la economista de la consultora Deloitte aseguró que “en una perspectiva de largo plazo, Uruguay es competitivo en la producción de alimentos”, aunque en el corto plazo “será clave” la rapidez con la que “ajusten los costos”. Asimismo, dijo que “la inflación elevada es una restricción para la suba del dólar”.

 

Carriquiry, quien disertó sobre La economía uruguaya y el sector agropecuario frente a un contexto adverso, subrayó en sus conclusiones que “la producción de carne ha mantenido un panorama algo más favorable debido a la firmeza de precios y cierta recuperación de stocks, pero enfrenta riesgos hacia adelante”.

 

La economista de Deloitte aseguró que a nivel de la lechería, tras las dificultades enfrentadas en el presente ejercicio, con “el abrupto y fuerte descenso de los precios y los impactos de la sequía que afectaron los márgenes” de rentabilidad, “se avizora un panorama algo más favorable, en el marco de cierta recuperación de las cotizaciones internacionales”.

 

En relación a la agricultura, Carriquiry sostuvo que “aun contemplando un clima normal, los márgenes de los productores agrícolas continuarían siendo muy acotados” en la zafra 2015/2016, al tiempo que pronosticó que “el área agrícola de secano tendrá un nuevo y significativo ajuste en el presente ciclo”

 

En tanto que en la ganadería vacuna recordó que “los precios han mantenido más firmeza y la faena acumuló un incremento significativo”.

 

Para la economista de Deloitte, “la caída del área agrícola supone menor competencia por la tierra y seguramente se reflejará en cierta recuperación del área ganadera. No obstante, los precios de la carne (y por ende del ganado) enfrentan presiones bajistas”.

 

Precisamente sobre la demanda de carne, el exministro de Ganadería y expresidente del Instituto Nacional de Carnes (INAC), Roberto Vázquez Platero, dijo en su intervención que la demanda de carne vacuna en los mercados externos “hay poca oferta y la demanda se achica”.

 

Vázquez Platero comentó que el consumo de carne vacuna per cápita cayó en EEUU a 35 kilos, en Australia a 28 kilos, 14 kilos en la Unión Europea y 9 kilos en Japón.

 

 

Reacelerar

“En un contexto externo adverso y con fuertes desequilibrios internos, la economía uruguaya ingresó en una fase de desaceleración que puede ser relativamente extensa”, dijo Florencia Carriquiry. Agregó que hay que corregir los desequilibrios macro, es decir, más competitividad y mejores resultados fiscales y de cuenta corriente para reacelerar la actividad económica. “Para eso es necesario una moderación fiscal y salarial que deje espacio a un mayor aumento del tipo de cambio real”.

 

 

Entre el ovino y los granos

El presidente de Lanera Piedra Alta SA, Eduardo Pietra, dijo que “el drive” del rubro ovino “es la carne, pero advirtió que la lana “también es importante”. El industrial reseñó algunos aspectos claves para que el rubro siga avanzando, como la necesidad de cambios en la producción de carne, “dar comida” de calidad a las ovejas.

 

Pietra abogó por continuar apostando a la genética, mejorar la señalada y enfrentar los problemas de escasez de mano de obra mediante la capacitación, así como pidió invertir para elevar la productividad y tener buenas remuneraciones con igual fin. Respecto al abigeato, Pietra dijo “la inseguridad es una realidad nacional” y reclamó medidas contra el robo de animales.

 

Por otra parte, el asesor agrícola argentino Sebastián Gavaldá dijo que “el mundo seguirá creciendo” y que, más allá del actual momento, los agricultores están “en el lugar correcto”. Gavaldá dijo que hay una sobreoferta de granos en el mundo y nada tiene que ver con ello la demanda. Agregó que ese es “el gran problema” que enfrenta la producción agrícola y aseguró que esa sobreoferta “tardará en irse”. Dijo que “hay que cuidar los costos”, pero eso no significa “echar gente y desarmar los equipos, sino ser más eficientes”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad