7 de noviembre de 2015 01:02 AM
Imprimir

La oveja demuestra que sigue siendo buen negocio en Uruguay

SUL exhorta a usar más tecnología frente a un año Niño.

La oveja continúa siendo un buen negocio. Buenas perspectivas para la lana y un promisorio futuro para la carne ovina, donde en el caso de Uruguay están por abrirse nuevos mercados, intentan abrirles los ojos a los productores de que vale la pena cuidar bien las ovejas y los corderos, además de esforzarse por elevar la producción. Así lo remarcaron el presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Alejandro Gambetta, el jefe del Área de Transferencia de Tecnología del SUL, Adolfo Casaretto y el jefe del Programa Carne y Lana del INIA, Gabriel Chiappesonni. Es un año Niño donde el nivel de lluvias está por encima de lo normal y el rubro demandará cuidados especiales y sobre todo, manejos adicionales.

 

En ese sentido, el jefe del Área de Transferencia de Tecnología del SUL, Adolfo Casaretto, recomendó algunas medidas de manejo para evitar pérdidas productivas.
“Cuando vienen estos episodios de mucha lluvia, el volumen de pastura se dispara y eso refuerza la problemática al no haber áreas especializadas con poco volumen y buena calidad de pastura para el ovino. Al final de estos veranos se ven campos con sobrepastoreo en algunas áreas y con exceso de pasturas de mala calidad, lo que refuerza los problemas de nutrición en ovinos y sobre todo con la concentración parcial se generan problemas sanitarios”, explicó.

 

Por eso, Casaretto remarcó que una tecnología de proceso de bajo costo “es empezar a especializar potreros con intenso pastoreo vacuno para cuando venga el exceso de forraje, los ovino -principalmente de las categorías más jóvenes-, coman pasturas más apropiadas y sanitariamente más aptas”.

 

A través de un mayor control del pastoreo mixto, “manejando el diente del vacuno, sin costos adicionales, se pueden conseguir pasturas más bajas y de buena calidad para lograr mantener bien los ovinos”, agregó.

 

 

 

PRECISIÓN.

Para Casaretto los ovinos requerirán “recuentos y apartes periódicos, así como loteos de animales por condición corporal. Es lo que se conoce como el manejo de precisión, pero ese manejo debe hacerse a tiempo, principalmente en lo que son categorías más vulnerables y sensibles”. Animales con menor edad o con menor condición corporal deberán ser atendidos diferencialmente.
Frente al Niño también se precisará un mayor manejo sanitario, principalmente “apuntando a las lombricosis si las lluvias son acompañadas de altas temperaturas”.
Casaretto alertó a los productores que “resulta imposible manejar ovinos sin usar el análisis de materia fecal como una herramienta efectiva de diagnóstico precoz de la carga parasitaria”.
Generalmente, el productor espera y utiliza los síntomas de parasitosis como medida de detección del problema. “Esa medida es tardía, porque las pérdidas productivas ya están ocasionadas, porque la cantidad de parásitos está presente y las pasturas están muy contaminadas. En verano hay que masificar la tecnología y aplicarla más”, dijo tajante. “El análisis de materia fecal tiene otra ventaja adicional que es tener certeza de la eficacia de las drogas usadas en las dosificaciones” y eso en momentos en que hay mayor resistencia a los antihelmínticos resulta fundamental para el establecimiento, añadió.

 

 

 

Viento de cola.

Por su parte, el presidente del SUL, Alejandro Gambetta dijo que los productores siguen reteniendo las corderas y eso genera un menor volumen de carne ovina para exportar, pero muestra un futuro promisorio.
“En lo que va en estos primeros 10 meses del año la tonelada ovina está más de 7% por encima de lo que fue el año pasado”. La otra buena noticia es que, a pesar de la devaluación que hubo en Brasil “sigue comprando carne ovina y pagando buenos precios. En lo que es volumen estamos bastante por debajo de lo que era el año pasado – en la mitad-, en parte porque tenemos una menor producción de corderos y porque hay mayor retención de hembras en los predios. Ese es un signo positivo hace adelante, a pesar de que sabemos que tuvimos una caída en el stock cuando cierre Dicose”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: rurales.elpais.com.uy

Publicidad