9 de noviembre de 2015 11:12 AM
Imprimir

Marfrig borró a la Argentina del mapa: “La recomposición del stock bovino va a llevar tiempo”

El grupo global abandona definitivamente el país.

El grupo cárnico global Marfrig anunció que se retira del mercado argentino: comenzó a buscar interesados para vender los frigoríficos que tiene en el país.

 

“Continuando con el plan estratégico de Focalizarse para Ganar (“Focus to Win”), la compañía decidió vender sus operaciones en la Argentina, así como el negocio de beef jerky en EE.UU. (Marfood)”, indicó el grupo de origen brasileño en el último informe trimestral de resultados.

 

En dicho informe, al presentar un mapa con la localización de las plantas de procesamiento, centros de distribución y oficinas comerciales de Mafrig, la Argentina ya fue dada de baja. El documento del grupo muestra unidades industriales en Brasil, Uruguay, Chile, EE.UU., Australia, China, Tailandia y Malasia.

 

Esta semana periodistas brasileños, durante una conferencia de prensa, preguntaron al presidente de Marfrig, Martin Secco, porqué tomaron la decisión de irse de la Argentina justo cuando se presenta un escenario más favorable para el sector cárnico con el nuevo gobierno que asumirá en diciembre próximo.

 

“Obviamente tenemos expectativas de que habrá cambios, pero la recomposición del stock bovino en la Argentina va a llevar tiempo; existen tiempos biológicos que nadie va a poder adelantar”, indicó en un artículo publicado por el sitio paulista del diario Estadão.

 

La política intervencionista kirchnerista provocó una liquidación masiva de vientres que derivó en un derrumbe de las existencias bovinas: aún faltan casi seis millones de cabezas para recuperar el nivel presente en 2008.

 

Además, la oferta de novillos pesados –destinados a exportación– se redujo de manera considerable porque en la última década la mayor parte de los rodeos de esa categoría se liquidaron o reconvirtieron a categorías livianas destinadas a abastecer el mercado interno (que necesita animales pequeños al no disponer de un sistema institucional de maduración de la carne).

 

A diferencia de la Argentina, el posicionamiento en Uruguay es considerado estratégico por Marfrig por la garantía brindada por el Sistema Nacional de Información Ganadera (SNIG), la unificación del estándar sanitario en el sector frigorífico y el acceso a cuotas de mercado premium (como el protocolo Never Ever 3 del USDA). En cuanto a Chile, Secco aseguró que se trata de “un activo pequeño pero estratégico desde el punto de vista comercial” a partir del acceso a mercados generado por los 15 Tratados de Libre Comercio (TLC) vigentes en esa nación.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Valor Soja

Publicidad