9 de noviembre de 2015 00:33 AM
Imprimir

Reunión decisiva en Malta para la pesca del atún rojo y pez espada

La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico negociará a partir de mañana en Malta la pesca del atún rojo y del pez espada en 2016, entre otras especies de interés para la flota española.

La asamblea de la Cicaa o Iccat, que transcurrirá entre el 10 y el 17 de noviembre en Saints Julians (Malta), decidirá las capturas del atún rojo del Atlántico y del Mediterráneo, donde ahora sus existencias son muy abundantes, tras años de limitaciones

 

Además, los 49 socios de este organismo -en el que la Unión Europea (UE) negocia como un solo bloque– discutirán sobre especies en peor situación, como el pez espada, el patudo (otro atún) o varios tiburones.

 

España es el país europeo que más atún rojo extrae, con un cupo de 2.956,9 toneladas para 2015 y, aunque su consumo nacional crece, el destino principal es la exportación, especialmente Japón para elaborar “sushi”.

 

La flota nacional -tanto armadores como cofradías- y la comunitaria -representada por Europeche– han defendido anticipar a 2016 la subida de cuota de atún rojo que se había previsto para 2017, de manera que el año que viene el Total Admisible de Capturas (TAC) para todos los países se sitúe en 23.155 toneladas.

 

El Gobierno español es partidario también de que se adelanten los incrementos de capturas.

 

En 2014, los países de Iccat consensuaron una subida paulatina de las cuotas, del 20 % anual, en tres años, con un TAC de 16.142 toneladas en 2015, otro de 19.296 toneladas en 2016 y el límite citado en 2017; en Malta se verá si se altera este compromiso o no.

 

 

 

Veto al atún rojo de Turquía

Por otro lado, Europeche y la patronal española Cepesca han reclamado que los países de Iccat -sobre todo Japón, EEUU y la UE-, cierren sus fronteras al atún rojo de Turquía, porque este país no está respetando los acuerdos del organismo internacional.

 

El Gobierno de Canarias ha solicitado un cambio en el reparto de la cuota de dicho atún, por considerar que sus barcos tienen un “agravio comparativo” con los peninsulares.

 

Por el contrario, para el pez espada del Mediterráneo, los armadores españoles y organizaciones ecologistas como Oceana han reclamado un plan de recuperación urgente, debido a su sobreexplotación.

 

Solicitan períodos de veda y medidas severas para evitar la captura ilegal de pez espada con redes de enmalle a la deriva.

 

En la agenda de la reunión de Malta figura también el patudo, una especie que capturan los buques de cerco atuneros españoles en caladeros como los africanos y que está en una situación más delicada.

 

En este sentido, la flota comunitaria ha solicitado que todos los barcos, especialmente los asiáticos, cumplan las reglas que aplican los atuneros de la UE, en referencia a la prohibición del transbordo de capturas en alta mar y a la presencia de observadores a bordo.

 

Las asociaciones españolas de atuneros Opagac y Anabac son partidarias de que en aguas atlánticas con exceso de capacidad se limite el acceso a flotas de potencias como Taiwán, China o Corea.

 

En cuanto a los tiburones, ecologistas y armadores han solicitado actuaciones para garantizar la pervivencia de la tintorera o el marrajo dientuso.

 

Por su parte, la organización ecologista Pew ha pedido a Iccat que “haga caso” a los informes científicos que recomiendan precaución en todas las especies y que actúe para mitigar el impacto de la pesca ilegal.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: EFE

Publicidad