9 de noviembre de 2015 03:45 AM
Imprimir

Efecto elecciones en maiz

Se percibiría el 14% de lo que produce una hectárea, en vez del 5%.

Antes del inicio de la siembra de maíz de primera, desde la Bolsa de Comercio de Rosario analizaron los márgenes brutos y netos de un supuesto productor agropecuario que se encontraba ante la disyuntiva de sembrar o no sembrar “maíz de primera temprano”, en 100 hectáreas propias localizadas en la zona núcleo de producción argentina y a aproximadamente 180 Km de las terminales portuarias de Rosario.

 

En aquella oportunidad veíamos que con un precio del maíz a cosecha (Abril 2016) en el orden de las 122 U$S la tonelada (valor que marcaba en ese momento la posición Abril 2016 en el Mercado a Término de Buenos Aires MATBA), el productor apenas si llegaba a tener un margen neto positivo de 81 U$S por hectárea, luego de pagar todos los insumos, servicios e impuestos. En esa nota remarcábamos que se trataba de un margen neto muy bajo para este hombre de campo, que encima tenía que conseguir un rinde promedio alto de 95 quintales por hectárea para obtener ese exiguo margen. El título de esa nota en Agosto reflejaba la problemática: “Maíz de primera: preocupa la rentabilidad”.

 

Pero en los dos últimos meses, afortunadamente, los precios del maíz iniciaron una senda alcista. Y mucho han tenido que ver las elecciones presidenciales y las promesas que realizaron los candidatos. El postulante del Frente para la Victoria, Lic. Daniel Scioli, se comprometió a “rever el sistema fiscal” y a “pensar el esquema de retenciones” para el sector agropecuario. Su ministro de Asuntos Agrarios Bonaerense, Alejandro Rodríguez, había sostenido la importancia de planificar a mediano y largo plazo para “incentivar” a los productores para que “se larguen a sembrar y producir”. Sugirió recrear la competitividad del sector. Por su parte, el candidato del PRO, Ing. Mauricio Macri propuso la “apertura de las exportaciones agropecuarias” y la “eliminación de los derechos de exportación al maíz. La promesa del candidato Dr. Sergio Massa también estaba en línea con la propuesta anterior en materia de cambios para el maíz.

 

En este escenario, los operadores del mercado de granos argentino empezaron a descontar las buenas noticias y posibles futuras medidas gubernamentales. Así fue como los precios del maíz iniciaron una suba en los últimos 60 días en el mercado físico y en los de futuros (MATBA y ROFEX). Observemos lo siguiente: a fines de agosto de 2015, cuando el productor tenía que tomar la decisión de sembrar o no maíz de primera temprano, el precio del maíz a cosecha (Abril 2016) se ubicaba en 122 U$S la tonelada en el Mercado a Término de Buenos Aires (MATBA). En la semana que finaliza, el día 3 de noviembre, la cotización para dicha posición en MATBA fue de 144,5 U$S/la tonelada, lo que implica que hubo un aumento en los precios a cosecha del 18% en casi 60 días. Una cifra por cierto, nada despreciable.

 

Y esto modificó el escenario del productor agropecuario y sus márgenes brutos/netos como puede verse reflejado en el cuadro N°1 de esta nota. Si el productor hubiera adoptado la decisión de sembrar en septiembre, con el precio de 122 U$S la tonelada de aquella época, su margen neto estimado (luego de pagar insumos, servicios e impuestos) se ubicaría en 81 U$S la hectárea. En cambio, con los precios actuales (144,5 U$S/tn a Abril 2016), su margen neto sería de 219 U$S por Ha, casi 2 veces y media más que hace 60 días. Recordemos que el productor hoy puede asegurar ese precio a cosecha de 144 U$S/tn operando en los mercados de futuros. Resta saber si podrá lograr el rinde estimado en este ejemplo (95 quintales por hectárea). Sin embargo, con los precios actuales, el rinde de indiferencia cae un 22% respecto al mes de agosto. Esto significa que el productor saldría derecho (sin pérdidas ni ganancias, después de pagar impuestos, con 62 qq/ha. Éste valor de rinde sería muy factible de superar en zona núcleo y con pronóstico Niño.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad