10 de noviembre de 2015 10:32 AM
Imprimir

El trigo argentino se mantuvo firme, pese a la caída registrada en Chicago

Con la expectativa puesta en la eliminación de los derechos de exportación, la posición enero en el Matba subió US$ 2 y cerró en US$ 163; en la plaza estadounidense bajó un 4,1%.

Los precios del trigo argentino se mantuvieron muy firmes ayer, pese al derrumbe registrado en la Bolsa de Chicago, donde el cereal se negoció con quitas de hasta el 4,1%. La expectativa en torno de la posible eliminación de los derechos de exportación para los cereales y la previsión de una oferta 2015/2016 inferior a la obtenida en la campaña anterior fueron los dos principales fundamentos para la tónica positiva doméstica.

Las pizarras del Mercado a Término de Buenos Aires (Matba) mostraron aumentos de US$ 2 y 3 sobre los contratos enero y marzo del trigo, cuyos ajustes resultaron de 163 y de 177 dólares por tonelada.

En el mercado físico, donde volvieron a ser muy pocos los vendedores interesados en concretar operaciones, los exportadores mantuvieron estables sus propuestas, dado que por trigo de calidad (ph 78 y un mínimo de 10,5% de proteína) ofrecieron entre 1300 y 1350 pesos por tonelada para la zona del Gran Rosario.

 

Acerca del trigo con entrega entre diciembre y enero, las ofertas por la mercadería de calidad para Rosario y para Bahía Blanca fueron de 160 y de 150 dólares por tonelada, respectivamente, sin variantes respecto del viernes. Tampoco se modificó la oferta por el cereal condición cámara, que osciló de 140 a 150 dólares para las terminales ubicadas en la costa del Paraná.

En su reporte diario, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires indicó que los molinos pagaron entre 1200 y 2050 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago de la mercadería.

 

Lejos de la coyuntura doméstica, el trigo estadounidense registró ayer la caída más pronunciada en una rueda de los últimos siete meses. En efecto, la posición diciembre del grano fino en la Bolsa de Chicago perdió US$ 7,90 y terminó la jornada con un precio de 184,36 dólares por tonelada. Este derrumbe fue producto de la liquidación de unos 12.000 contratos por parte de los fondos de inversión especuladores, equivalentes a poco más de 1,6 millones de toneladas.

Entre los factores que alejaron a los especuladores de la plaza se destacaron las mejores condiciones climáticas para los trigos de invierno estadounidenses en la región de las Grandes Planicies; la previsión de cosechas abundantes en los países exportadores de la zona del Mar Negro (fundamentalmente en Ucrania), y la fortaleza del dólar frente al euro, que le resta competitividad a las materias primas de los Estados Unidos en el mercado externo.

 

Ayer, tras el cierre del mercado, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) relevó el avance de la siembra de las variedades de trigos de invierno sobre el 92% del área prevista, en tanto que ponderó el 51% de los cultivos en estado bueno/excelente, por encima del 49% de la semana pasada y del 50% previsto por el mercado.

 

En cuanto al informe mensual de oferta y demanda de granos que el USDA publicará hoy, los operadores estimaron las existencias finales 2015/2016 de los Estados Unidos en 23,87 millones de toneladas, por encima de los 23,43 millones proyectados en octubre y de los 20,49 millones con que concluyó la campaña 2014/2015.

 

 

 

Soja sin sostén externo

Por soja con entrega inmediata las fábricas propusieron ayer $ 2200 para las terminales de San Martín, San Lorenzo, Ricardone, Villa Gobernador Gálvez, General Lagos y de Timbúes, sin cambios respecto del viernes. A diferencia de la rueda precedente, donde algunos compradores necesitados llegaron a convalidar hasta $ 2250 por tonelada, en esta ocasión prácticamente no hubo opciones mejoradoras para la oferta abierta. En los puertos de Bahía Blanca y de Necochea la demanda también pagó 2200 pesos.

 

En el Matba, las posiciones noviembre y mayo de la soja retrocedieron US$ 0,30 y 1,10, mientras que sus ajustes fueron de 241,50 y de 223,70 dólares por tonelada.

 

Si bien la soja argentina logró cierto sostén en las últimas jornadas a partir de la posibilidad de que el próximo gobierno reduzca el porcentaje que tributa la oleaginosa como derecho de exportación, la debilidad de las cotizaciones sigue limitando las ganancias. Ayer, las posiciones enero y marzo de la soja en Chicago perdieron US$ 0,37 y 0,83 al terminar la rueda con ajustes de 318,29 y de 318,66 dólares por tonelada.

 

Entre los factores que mantienen bajo presión los precios de la oleaginosa se volvieron a destacar la previsión de una oferta muy abundante en los Estados Unidos (como se amplía por separado) y el avance de la siembra en Sudamérica, donde también se proyectan volúmenes elevados.

 

Ayer, la firma Safras & Mercado relevó el avance de la siembra de soja en Brasil sobre el 42,3% del área prevista, con un progreso semanal de 15 puntos, pero aún por debajo del promedio histórico, del 57,2%. “La siembra tuvo una favorable evolución durante la semana, producto de la mejora en el clima”, dijo la consultora. Las lluvias caídas en el Estado de Mato Grosso, que prevé implantar 9,2 millones de hectáreas, mejoraron la expectativa de los agricultores y potenciaron la posibilidad de que Brasil alcance una producción superior a los 100 millones de toneladas por primera vez en su historia.

 

Respecto del maíz argentino, los exportadores ofrecieron ayer hasta $ 1250 por tonelada para Bahía Blanca, $ 50 más que el viernes pasado. Para la zona del Gran Rosario los compradores mantuvieron estable su oferta, en 1200 pesos.

 

En cambio, el maíz de la próxima cosecha se negoció con saldo negativo, en línea con las pérdidas externas. En efecto, la demanda ofreció US$ 142 por tonelada para Bahía Blanca y US$ 140 para la zona de Rosario, 3 y 5 dólares menos que en la rueda anterior. Las pizarras del Matba mostraron subas de US$ 1 y de 0,50 sobre los contratos diciembre y abril, cuyos ajustes fueron de 133 y de 144,50 dólares por tonelada.

 

Las posiciones diciembre y marzo del maíz en Chicago perdieron US$ 2,46 y 2,27, en tanto que sus ajustes fueron de 144,38 y de 148,02 dólares. Las ventas de los fondos y la previsión de una oferta estadounidense abundante fueron los factores bajistas.

 

 

 

Prevén mayores cosechas en los Estados Unidos

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) publicará hoy su nuevo informe mensual de oferta y demanda de granos en el nivel mundial. En el último tramo de la recolección de soja y de maíz estadounidense, el mercado espera con especial atención la evolución de las cifras de ambos cultivos, tanto de producción como de stock final.

Como ocurre en la previa de cada informe del organismo estadounidense, los operadores difundieron sus propias cifras. El promedio de las mismas dejó la cosecha de soja 2015/2016 de los Estados Unidos en 106,55 millones de toneladas, por encima de los 105,81 millones proyectados por el USDA en octubre y muy cerca del récord 2014/2015, de 106,88 millones. En cuanto al stock final, los privados lo calcularon en 11,87 millones de toneladas, cerca de los 11,56 millones del mes pasado, pero un 127,83% por encima de los 5,21 millones del ciclo anterior.

Respecto del maíz, el mercado calculó la cosecha estadounidense en 344,92 millones, por encima de los 344,31 millones estimados por el USDA el mes pasado. Las existencias finales del cereal fueron proyectadas por el mercado en 40,57 millones de toneladas, por encima de los 39,66 millones del informe oficial de octubre.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Nacion

Publicidad