11 de noviembre de 2015 22:35 PM
Imprimir

Papelón en la Fauba: bajísimo nivel de adhesión a una solicitada de apoyo a Scioli difundida por las autoridades de la institución

Quejas por el uso proselitista de la Facultad de Agronomía de la UBA.

La semana pasada las autoridades de la Facultad de Agronomía de la UBA publicaron una solicitada on line de apoyo al candidato oficialista Daniel Scioli en la cual se requirió la adhesión de los integrantes de esa institución académica.

 

“Votaremos por Scioli (el próximo 22 de noviembre) para defender, entre otras muchas cosas, la Universidad, el Conicet y el resto del Sistema de Ciencia y Técnica”, indica la solicitada firmada Rodolfo Golluscio (decano de la Fauba), Marcela Gally (vicedecana), Adriana M. Rodríguez (secretaria académica), Adriana Kantolic (secretaria de Investigación y Posgrado), Pablo Rush (secretario de Extensión) y Gustavo Schrauf (secretario de Relaciones Institucionales). También fue avalada por Marcela Román (docente de Economía Agrícola y esposa de Golluscio)

 

También la firmaron José Paruelo, María Dolores Arocena, Mariano Oyarzabal, Gonzalo Irisarri y Marcos Texeira, quienes son integrantes del Laboratorio de Análisis Regional y Teledetección (LART), encargado del Sistema Nacional de Seguimiento y Prospección Forrajera en Sistemas Ganaderos (“Índice Verde”) financiado por el Ipcva.

 

Ante las quejas presentadas por integrantes de la Fauba –quienes acusaron a Rodolfo Golluscio de comprometer el prestigio de la institución al utilizarla para realizar proselitismo político– el decano hoy difundió un comunicado en el cual aseguró que el apoyo a Scioli lo hizo “a título escrictamente personal; no como decano” (ver facsímil).

 

Sin embargo, la gran mayoría de los principales investigadores y académicos no avalaron la solicitada presentada por las máximas autoridades del Consejo Directivo de la Fauba.

 

Apenas dos de los catorce integrantes de las autoridades departamentales de la Fauba firmaron la solicitada. Se trata de Hugo Daniel Chludil (director del departamento de Biología Aplicada y Alimentos) y Liliana Luisa Pagliettini (directora de Economía, Desarrollo y Planeamiento Agrícola).

 

Una situación similar se presenta en las principales cátedras de la Fauba. Apenas dos de los 16 docentes rentados de la Cátedra de Cerealicultura firmaron la solicitada de apoyo a Daniel Scioli (se trata de Diego Batlla y Betina Kruk), tres de los 17 profesores de la Cátedra de Fertilidad y Fertilizantes (Flavio Gutiérrez Boem, Pablo Prystupa y Patricia L. Fernández), una de las 12 integrantes de la Cátedra de Botánica General (Liliana Teresa Fabbri) y cinco de los 14 profesores de la Cátedra de Fitopatología (Eduardo Roberto Wright, Raúl Zapata, Silvana Babbitt, Marcela Gally y Marta Rivera). Además, ningún integrante del equipo docente de las cátedras de Fisiología Animal y de Maquinaria Agrícola firmó el documento.

 

Tal fenómeno no es casual: la mayor parte de los docentes e investigadores de la Fauba, al estar en contacto permanente con las empresas agrícolas y las compañías proveedoras de servicios y productos agropecuarios, tienen conocimiento de la descapitalización y destrucción de valor experimentada por la cadena de valor agrícola en la última década.

 

La mayor parte de los apoyos minoritarios espontáneos a la solicitada pro-kirchnerista provienen de académicos que desarrollan su tarea sin tomar contacto asiduo con el sector privado.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Valor Soja

Publicidad