12 de noviembre de 2015 05:12 AM
Imprimir

Holanda: punta de lanza en tecnología avícola

El Grupo Agrimex-Holanda, conjunto de empresas con tecnología de vanguardia en avicultura, tiene una filosofía de hacer negocios atractiva para Latinoamérica

Agrimex, consorcio de catorce empresas del sector avícola constituido en junio de 2014, tiene como objetivo promover negocios en México y en otros países de Latinoamérica y acciones de cooperación con autoridades, instancias y centros de investigación. El proyecto está financiado por las empresas participantes y por el gobierno de los Países Bajos. “Somos independientes, en tanto consorcio y funcionamos con un coordinador que está en Países Bajos”, nos dice Alex de Kerpel, coordinador del proyecto en México.

 

Un aspecto interesante, es que las empresas miembros del consorcio, provenientes de varios segmentos de la avicultura, no compiten unas con otras. “Así, podemos dar una oferta integral de soluciones en toda la cadena avícola: crianza, procesamiento de aves, hasta el manejo de la gallinaza o de material de desecho, soluciones de transporte y logística, con excepción de la genética”. Al no competir unas con otras, “podemos llegar como grupo, con una sola voz, y así apoyar a las pequeñas empresas, las que están menos presentes en el mercado”.

 

 

 

¿Cómo funciona Agrimex?

La participación en Agrimex es una invitación abierta a todas las empresas de Países Bajos. Cada empresa hace una aportación anual para poder participar en el consorcio, y a esto se complementa con otra cantidad equivalente que proviene del gobierno de Países Bajos. “Esto tiene como consecuencia que el control en las iniciativas, la planeación y la evaluación de las actividades del consorcio suceden en dos niveles: a nivel del grupo de las empresas fundadoras del consorcio, y por otro lado también por parte de las autoridades de Países Bajos”, comenta Alex de Kernel. “La mecánica para abordar los mercados o las autoridades en México es, en primer lugar, a través de las puertas que nos puede abrir la embajada de Holanda”, añade.

 

“Así, podemos dar una oferta integral de soluciones en toda la cadena avícola: crianza, procesamiento de aves, hasta el manejo de la gallinaza o de material de desecho, soluciones de transporte y logística, con excepción de la genética”.

 

El consorcio tiene empresas que ya cuentan con presencia en el mercado mexicano e incluso hemisférico, y otras que no lo tienen. Además, participan en una serie de congresos y exposiciones relevantes para la industria, como el pasado Congreso Latinoamericano de Avicultura en Guayaquil, Ecuador. La puerta está abierta para cualquier empresa avícola interesada en hacer negocios con empresas holandesas, mediante Agrimex. La parte técnica y comercial es directamente con el representante de ventas de cada una de las casas comerciales.

 

 

 

¿Hay financiamiento?

El financiamiento para la compra de equipos, en situaciones como las que ahora pasan países como México, Colombia o Brasil, en los que se devalúa la moneda contra el dólar, es un grave problema. El consorcio trabaja con el banco neerlandés Rabobank, con el que se cuenta con una línea de crédito en financiamiento superior a US$1 millón, comenta de Kerpel.

 

 

 

Oportunidades de la nutrición al procesamiento de gallinaza

“Creo que hay una gran cantidad de oportunidades, tanto a nivel de la industria, como en actividades de cooperación entre los países, con organismos como Senasica o la UNA, en todos los segmentos de la cadena avícola: nutrición, procesamiento, rastros, transporte, manejo de gallinaza, iluminación”, dice el representante de Agrimex. Y es que una de las cualidades principales de los productos holandeses, es su tecnología de punta, con resultados probados en muchas partes del mundo.

 

Aunque el mercado de pollo en México y otros países latinoamericanos aún dista de ser muy sofisticado, pues se consume mayoritariamente pollo fresco entero o en piezas, el representante de Agrimex dice que las empresas holandesas son muy flexibles, adaptan sus productos a las necesidades de cada mercado. Muchas veces no necesariamente venden sistemas completos, sino segmentos en particular, de manera modular.

 

“Hay modularidad, lo que permite que las empresas adquieran los productos que necesitan, pensando en si se va a vender pollo congelado, una parte para rosticería o un 50 por ciento entero”. Las empresas holandesas están conscientes de las diferencias entre las empresas. La flexibilidad no nada más se da en el procesamiento de pollo, sino también en el caso de las casetas de producción de pollos, ventilación, calefacción o plantas de producción de alimentos balanceados.

 

Alex de Kerpel dice que “uno de los segmentos en los que más esperanza tenemos para una de las empresas del consorcio, especialistas en el manejo de gallinaza, mediante procesamiento térmico, en el manejo de estos desechos”. Es una empresa que más visitas probatorias ha tenido en México y más solicitudes de información adicional.

 

 

 

¿Cómo trabajan los holandeses?

Es importante que los productores avícolas de Latinoamérica consideren la manera de trabajar de los holandeses, que es muy directa. Hay que ser muy claros en las especificaciones que se requieren para cada uno de los productos que se solicitan. Hay flexibilidad, pero una vez que se cierra el trato es más difícil dar marcha atrás.

 

“Por supuesto, hay que tomar en cuenta la seriedad y la manera de hacer negocios por parte de los productores de Países Bajos” dice de Kerpel, desde sus oficinas en la Embajada de los Países Bajos en México, DF. Debe considerarse que son productos que en general están en un nivel de precios medio-alto en el mercado. Pero en contrapartida, son de una alta calidad y de un excelente servicio postventa.

 

No se trata de vender por vender. “El concepto que subyace en el proyecto del consorcio, es que hay un conocimiento de fondo de las condiciones y tendencias de mercado, y hay una proyección siempre a 15 o 20 años”. Las mismas empresas mantienen a sus clientes informados de los desarrollos que hay, de tal suerte que siempre puedan adaptar los productos y estar en el nivel más avanzado. Hay también una gran transparencia, que es algo que se debe considerar.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: www.wattagnet.com

Publicidad