12 de noviembre de 2015 21:17 PM
Imprimir

Nuevos sensores para detectar contaminación en el pollo

Sistema de control que combina diferentes tecnologías, ayuda en España a detectar 100 por ciento de rastros contaminantes, incluidos plástico, cartón o hueso, en las líneas de proceso y envasado de derivados de carne de pollo

El Servicio de Información y Noticias Científicas de España (Sinc) destacó los resultados obtenidos con una nueva tecnología de inspección integral desarrollada y aplicada para procesadoras de carne de pollo. El avance se basa en sensores de rayos X, luz visible y visión infrarroja que, contrario a los equipos ya existentes, pueden detectar también fragmentos de materiales no metálicos como cartón, hueso y plástico.

 

El nuevo sistema se viene aplicando meses atrás por el grupo de productos cárnicos Sada Andalucía, que instaló en su planta de producción de Sevilla los sensores desarrollados en colaboración con la firma Multiscan Technologies y el Centro Tecnológico Aina. “Esta herramienta permite inspeccionar el 100 por ciento de la producción en líneas de proceso y envasado de elaborados de pollo para comprobar si cumplen con los parámetros de calidad y seguridad total antes de su distribución en el mercado”, publicó el Sinc en boletín oficial.

 

Agregó la agencia pública española que este nuevo desarrollo “es resultado de un trabajo de investigación aplicada realizado durante dos años; fue implantado primero en una planta piloto y posteriormente en la línea de producción de la empresa. Se trata de un sistema que permite controlar de forma automática y no invasiva la posible aparición de contaminantes de alta y baja densidad en elaborados de pollo”.

 

Este novedoso sistema de detección fue desarrollado en el marco del proyecto iTAC (Indagación en Tecnologías Avanzadas de Inspección para la Industria Cárnica), orientado a desarrollar y combinar nuevas tecnologías de inspección que permitan escanear los productos cárnicos en diferentes longitudes de onda, “con el objetivo de medir de modo rápido y no destructivo sus características relacionadas con la calidad y seguridad alimentaria. De esta forma, se ha conseguido reducir los costes de inspección y se ha mejorado la eficiencia y seguridad, puesto que permite evaluar en tiempo real toda la producción y separar el producto apto del no apto, con defectos o con presencia de materias extrañas”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: www.wattagnet.com

Publicidad