13 de noviembre de 2015 15:06 PM
Imprimir

Un estudio llevado a cabo en Reino Unido da las claves para mejorar el diagnóstico del cólico equino

Se ha revisado un millar de casos clínicos y han colaborado más de 200 veterinarios de campo

Un diagnóstico preciso y precoz es fundamental para evitar casos críticos o fatales cuando un caballo sufre un cólico. Un estudio llevado a cabo por veterinarios de la Universidad de Nottingham ha recopilado datos de más de 1.000 casos clínicos aportados por veterinarios de campo para ver cómo se puede mejorar el primer análisis diagnóstico del cólico equino.

 

La web TheHorse.com publicaba recientemente una noticia sobre la publicación de dos nuevos trabajos [1,2] llevados a cabo por investigadores del Veterinary College de la Universidad de Nottingham (Reino Unido), que analizan los hallazgos clínicos y la forma de llevar a cabo el diagnóstico de más de un millar de casos de caballos con cólico, aportados por más de 200 veterinarios de campo.

 

Es la primera vez que se publica un análisis detallado de la presentación inicial del cólico equino, identificando las claves para diferenciar casos críticos de otros más leves y comparando cómo evalúan a los animales con síntomas de cólico los diferentes veterinarios. La investigación que ha dado como fruto las dos publicaciones tenía como objetivo ayudar a propietarios y veterinarios a reconocer los casos críticos de cólico equino lo antes posible y mejorar la selección de los test de diagnóstico de esta entidad patológica.

 

El cólico es una de las emergencias más habituales en caballos y una de las causas de muerte más comunes. Un diagnóstico preciso y lo más precoz posible es crucial para evitar que el cólico se complique y acabe resultando fatal. Según los datos recogidos en el estudio de la Universidad de Nottingham los indicadores a los que se debe atender son el nivel de dolor, la frecuencia cardiaca o los borborigmos intestinales, así como a indicadores que están muy significativamente relacionados con casos graves, como la hipovolemia. Todos estos factores deben tenerse en cuenta en el diagnóstico inicial para poder triar los casos más graves (o que podrían convertirse en graves).

En cuanto a las pruebas diagnósticas que más suelen tener en cuenta los veterinarios (228 han colaborado aportando datos) son la respuesta a la analgesia, el examen rectal y la intubación nasogástrica. No obstante, muchos de los profesionales han aclarado que no utilizan el examen rectal cuando consideran que realizarlo puede comprometer su integridad física.

 

 

1. L. Curtis, I. Trewin, G. C. W. England, J. H. Burford and S. L. Freeman. Veterinary practitioners’ selection of diagnostic tests for the primary evaluation of colic in the horse. Vet Rec Open 2015;2:e000145 doi:10.1136/vetreco-2015-000145.
2. Laila Curtis, John Harold Burford, Jennifer Sara Marian Thomas, Marise Linda Curran, Tom Curtis Bayes, Gary Crane William England and Sarah Louise Freeman. Prospective study of the primary evaluation of 1016 horses with clinical signs of abdominal pain by veterinary practitioners, and the differentiation of critical and non-critical cases. Acta Veterinaria Scandinavica201557:69. DOI: 10.1186/s13028-015-0160-9

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Portal Veterinario

Publicidad