14 de noviembre de 2015 11:53 AM
Imprimir

Control biológico para frena el ataque de la langosta

La plaga se encuentra bajo la mira del Centro Regional Senasa NOA Sur. Enemigo temible para el productor.

El impacto de la langosta Schitocerca cancellata Serville, que dañó campos agrícolas del sur de Tucumán, en la zona limítrofe con Santiago del Estero y Catamarca, fue presentado por los técnicos del Centro Regional Senasa NOA Sur (Programa Nacional de Acridios-PNA). Fue uno de los paneles que mayor atención concitó en el 1er Congreso de Ingenieros Agrónomos, Zootecnistas y Veterinarios.

* Hay 201 especies conocidas para Argentina, al menos 15 han sido o continúan siendo perjudiciales para el agro: Bufonacris claraziana, Schistocerca cancellata y Tropidacris collaris, entre otras, componen el “grupo de ataque” más fuerte de langostas. La “Tucura Quebrachera” Tropidacris collaris Stoll abarca una amplia zona.

* Schistocerca cancellata Serville, es una especie altamente polífaga. La plaga se encuentra bajo Control Oficial por el Senasa, a través del Programa Nacional de Acridios, que en 2010 promulga la Emergencia Fitosanitaria país.

* Gregarización: El término “langosta” se aplica a ciertos acrideos, los cuales, debido a un incremento en la densidad poblacional cambian de comportamiento, pasando de la fase solitaria a una fase gregaria: cambios de color y forma.

* Migración: avanza entre 5 y 150 km/día, hasta 1.000 km/semana, si hay vientos.

* Voracidad: Una langosta adulta de 2 gr consume diariamente entre el 70 y el 100% de su peso en materia fresca. Y considerando que una manga de densidad media tiene alrededor de 50 millones de langostas/km², una manga de 10 km² tiene un potencial de consumo de 1.000 tn de alimento por día.

* Su importancia: Es la plaga que dio inicio a las acciones oficiales en materia de Protección Vegetal. Fue declarada plaga del agro en 1964. Es de un alto impacto económico y social para el agro.

* Problema: El PNA no posee herramientas alternativas para su control. El control químico provoca efectos negativos en el ambiente (suelo y agua), desencadenando efectos adversos como el impacto sobre organismos “no blanco” y la generación de resistencia.

* ¿Solución?: El proyecto “Investigación Aplicada, Transferencia e Implementación de Pautas para el Control Biológico de Langostas con Microorganismos Nativos”.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: La Gaceta

Publicidad