16 de noviembre de 2015 11:27 AM
Imprimir

Entre los pisos y un techo que se ve bajo

El USDA le pegó duro al mercado en su último informe de oferta y demanda. Los valores de la soja intentan consolidarse y resistir sobre los pisos de precio y aguardan por lo que suceda con la demanda y el clima sudamericano.

Con un fuerte avance en la siembra –consolidadas luego de las lluvias del jueves 12- el mercado de soja da pelea para sostenerse sobre los pisos que se tocaron dos meses atrás. El último reporte de oferta y demanda del USDA consolidó la perspectiva de una cosecha récord de la oleaginosa en Estados Unidos. Ahora los precios se ajustarán por el comportamiento de la demanda, de los mercados financieros y energéticos y, fundamentalmente, de lo que suceda con el clima en América del Sur.

La primera pregunta es si efectivamente hay valores que no se perforarán porque restringen la oferta y estimulan la demanda. Y la segunda es cuán cerca está el techo si la cosecha sudamericana confirma su potencial. Los agricultores deberán estar atentos a posibles saltos que se den por amenazas climáticas en América del Sur o por restricciones logísticas o picos de demanda.

El martes 10 el USDA elevó su proyección de rendimiento y cosecha estadounidense a niveles récord. La producción en ese país llegaría a 108,35 millones de toneladas superando las previsiones promedio del mercado. Un dato positivo a nivel global fue la corrección al alza en la proyección sobre consumo de soja y la revisión a la baja en el nivel de stocks mundiales en la campaña 2015/2016.

Con este dato, ahora el foco del mercado está en las señales de la demanda desde China. Los operadores de ese país seguirán comprando soja estadounidense aunque mirando de reojo el avance de los cultivos en el Mercosur. El episodio de El Niño en Brasil está confirmando las previsiones sobre excesos hídricos en el Sur del país, lluvias irregulares en el Centro-Oeste y condiciones secas en el Nordeste. El martes 10 la Compañía Nacional de Abastecimiento –dependiente del Ministerio de Agricultura- ajustó al alza su pronóstico sobre la producción de 101 millones a 102 millones de toneladas. Falta buena partido por jugar en ese país aunque los agricultores ya aprovecharon el salto del dólar comercializando algo más del 40% de la cosecha futura.

En Argentina los productores están especulando con que con un triunfo de la oposición lleve a una devaluación que permita mejores precios por la soja en moneda nacional. De acuerdo a los datos del Ministerio de Agricultura argentino hasta la primera semana de noviembre quedaban por vender alrededor de 15 millones de toneladas con una comercialización marginal de la zafra nueva. Un exceso de oferta podría presionar negativamente a los precios aunque probablemente los agricultores administrarán las ventas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente:

Publicidad