16 de noviembre de 2015 23:19 PM
Imprimir

Secretario de Agricultura EE.UU. quiere comercio con Cuba

"Estoy comprometido a buscar vías para reducir esas barreras, algunas ya han sido reducidas, pero obviamente todavía podemos hacer más", dijo Vilsack".

La Habana. El secretario de Agricultura de Estados Unidos, Thomas Vilsack, abogó este viernes en La Habana por eliminar las trabas al comercio entre su país y Cuba impuestas por el bloqueo de Washington contra la isla.

 

“Estoy comprometido a buscar vías para reducir esas barreras, algunas ya han sido reducidas, pero obviamente todavía podemos hacer más”, dijo Vilsack en una rueda de prensa al término de su visita a Cuba adonde llegó el miércoles último.

 

La isla solo puede comprar alimentos en Estados Unidos, pagando en efectivo y por adelantado, sin posibilidad de créditos, lo que ha originado que esas exportaciones se redujeran un 37 por ciento en el primer semestre del año, hasta llegar a 119 millones de dólares.

 

“Es una tendencia que queremos revertir”, dijo el funcionario, quien aseguró que volverá a Washington para explorar qué medidas existen y pueden tomarse en busca de flexibilizar el comercio de alimentos con Cuba, autorizado desde 2001 tras el devastador paso del huracán Michelle por la isla

 

Reveló que en un encuentro con el ministro cubano de Agricultura, Gustavo Rodríguez, discutieron sobre la disminución de las exportaciones de alimentos de Estados Unidos a la nación antillana, debido a la reducción de los créditos y la prohibición del uso del dólar en transacciones con Cuba.

 

El 14 de agosto estuvo en La Habana el secretario de Estado, John Kerry, quien presidió el acto de apertura oficial de la embajada norteamericana, y en octubre la secretaria de Comercio, Penny Pritzker.

Vilsack recordó que entre las medidas adoptadas en el último año por la Casa Blanca, tras restablecer relaciones con Cuba, se facilitó el comercio de productos agrícolas, una de las necesidades más acuciantes de la isla que importa el 80 por ciento de los alimentos que consume con un gasto anual de 2.000 millones de dólares.

 

El secretario también hizo hincapié en las posibilidades de estrechar la cooperación en áreas como control de plagas, fitosanitarios o agricultura orgánica.

 

“Hay mucho trabajo por hacer en este proceso de relacionamiento, pero me voy confiado con el compromiso que las dos partes tenemos en ese sentido”, aseguró el tercer funcionario estadounidense de más alto nivel que viaja a Cuba, tras el restablecimiento de vínculos diplomáticos.

 

El 14 de agosto estuvo en La Habana el secretario de Estado, John Kerry, quien presidió el acto de apertura oficial de la embajada norteamericana, y en octubre la secretaria de Comercio, Penny Pritzker.

 

En la capital cubana, Vilsack se reunió por separado con el vicepresidente del Consejo de Ministros Ricardo Cabrisas y el ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, así como con su homólogo Rodríguez.

 

En todos esos encuentros se dialogó sobre las relaciones económicas exteriores de Cuba, los intereses del sector agrícola norteamericano y los obstáculos para el comercio entre ambos países derivados de la aplicación del bloqueo de Estados Unidos.

 

Este viernes, Vilsack recorrió un mercado agropecuario en la barriada habanera del Vedado, y dos cooperativas en áreas rurales cercanas a la capital para conocer de primera mano el trabajo de una forma de gestión que las autoridades cubanas fomentan como parte de la actualización del modelo económico de la isla.

 

En su primera visita a Cuba, que concluirá mañana sábado tras recorrer dos huertos urbanos de La Habana, Vilsack está acompañado por el senador Jeff Merkley (demócrata por Oregón) y los representantes demócratas Terri Sewell (Alabama), Kurk Schrader (Oregón) y Suzan Delbene (Washington).

 

“Estoy muy contento de que hayan venido conmigo porque así ellos mismos podrán contar en el Congreso su experiencia en primera persona”, subrayó Vilsack.

 

Tras el anuncio del proceso para el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países, el pasado 17 de diciembre, el sector agrícola estadounidense fue uno de los primeros en expresar su disposición a estrechar lazos, hacer negocios e incluso abogar directamente por el levantamiento del bloqueo.

 

Con ese fin visitó la isla en marzo último un centenar de representantes de la Coalición Agrícola de Estados Unidos para Cuba, una agrupación de empresas agrícolas que buscan vender libremente sus productos en un mercado que está a menos de 150 kilómetros.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agromeat

Publicidad