17 de noviembre de 2015 13:00 PM
Imprimir

Por quinta semana consecutiva el campo liquida menos divisas

El agro insiste en la necesidad de esperar un d贸lar m谩s alto para despu茅s del 11 de diciembre y por quinta semana redujo su liquidaci贸n de granos. La menor venta impacta de lleno en las reservas del Banco Central donde el ingreso de divisas fue el m谩s bajo del a帽o.   Datos del Centro de […]

El agro insiste en la necesidad de esperar un d贸lar m谩s alto para despu茅s del 11 de diciembre y por quinta semana redujo su liquidaci贸n de granos. La menor venta impacta de lleno en las reservas del Banco Central donde el ingreso de divisas fue el m谩s bajo del a帽o.

 

Datos del Centro de Exportadores de Cereales (CEC) muestran que las divisas liquidadas la semana pasada sumaron u$s116 M. Este mostr贸 un retroceso del 11,5% respecto de la anterior. Para ver una cifra similar hay que remontarse hasta enero del a帽o pasado.

 

A la fecha ya ingresaron u$s17.653 millones en lo que va del a帽o. En la relaci贸n interanual la baja es del 18,5%, lo que representa u$s6.500 millones menos de lo liquidado en 2014.

 

Las promesas de una quita en las retenciones de ma铆z y trigo, la modificaci贸n para la soja y una eventual devaluaci贸n son los motivos que llevan al productor a no comercializar sus granos.

 

Esto se da pese a que el poroto en el disponible acumula un aumento del 14% en los 煤ltimos 45 d铆as.

 

La negativa de vender por parte del productor no coincide con la necesidad de la exportaci贸n que ofrece mejores precios para quedarse con el grano. Se entiende entonces que es m谩s fuerte la especulaci贸n por la llegada de una devaluaci贸n que permita una ganancia frente a un mercado ofertado por los 108 millones de toneladas que ingresaron desde los Estados Unidos, y los m谩s de 100 millones que cosechar铆a Brasil.

 

Hoy el productor mantiene bajo la modalidad a fijar precio en lo que tiene que ver con soja 3,78 millones de toneladas. A valores actuales significan ingresos por u$s1.300 millones para el Central.

Fuente: BAE

Publicidad