18 de noviembre de 2015 12:36 PM
Imprimir

En Santa Fe producen trigo y ahora también harina de alta calidad

La Cooperativa Agrícola Ganadera de Berabevú Limitada puso en marcha un molino con aportes del Estado Nacional para agregar valor a su producción de trigo. Se incentivó el área sembrada y además los productores ganaron en competitividad y rentabilidad, sin la devaluación demandada por la dirigencia ruralista.

El camino de la competitividad “perdida” no está únicamente vinculada con el tipo de cambio nominal. Esa parece ser la única herramienta que conoce la dirigencia ruralista vernácula, incluso la de Coninagro que representa a las cooperativas. Agregar valor es un camino más cercano al desarrollo que la simple rentabilidad ganada sin esfuerzo, únicamente con la variación del precio del dólar.

El secretario de Coordinación Político Institucional y Emergencia Agropecuaria del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Javier Rodríguez, visitó este martes la Cooperativa Agrícola Ganadera de Berabevú Limitada, cuya obra fue recientemente finalizada y puesta en marcha a partir de los aportes del Estado nacional.

Con el objetivo de incentivar el área sembrada de trigo en la localidad de Berabevú del departamento de Caseros, el Ministerio aportó 3 millones de pesos para el funcionamiento del molino harinero por molienda seca, que actualmente tiene 28 empleados y se prevé que se generarán 12 puestos de trabajo adicionales.

“En el marco de las políticas públicas diferenciadas que reconocen las características particulares de los diferentes tipos de productores agropecuarios, el apoyo a las cooperativas es una de las líneas de trabajo desarrolladas por la Secretaría. Consideramos que impulsar a las cooperativas es una manera de impulsar a los pequeños y medianos productores”, destacó Rodríguez, que estuvo acompañado en su recorrida por el director nacional de Relaciones con las Provincias, Municipios y ONGs, Edgardo Grünfeld; el intendente presidente comunal electo, Leonardo Bagnasco, y el gerente de la cooperativa, Guillermo Pransetti.

“Éste es un caso concreto que representa el trabajo del Estado nacional para favorecer la agregación de valor en origen en todos los pueblos del país. En esta ocasión se trata de un molino de trigo, que va a permitir a los productores obtener una harina de alta calidad que podrán vender a mayor precio aumentando su rentabilidad”, agregó el funcionario.

El convenio, firmado en el año 2014 establece que el aporte del Estado nacional a la cooperativa sea destinado a la conclusión y puesta en funcionamiento del molino harinero, para producir harina de trigo de alta calidad y coproductos.

“Se trata de un movimiento muy importante para nuestra comunidad, que nos permite evitar los costos de fletes y comprometernos con nuestros productores a comprarles el trigo en su totalidad”, resaltó el gerente de la cooperativa, Guillermo Pransetti, junto al presidente de la entidad, Miguel Ángel Marchegiani.

La cooperativa fue fundada en el año 1948, forma parte de la Federación de Cooperativas Federadas (Fecofe) y está conformada por pequeños y medianos productores que tienen en promedio cincuenta hectáreas cada uno para producción.

Berabevú es una pequeña localidad de menos de 3 mil habitantes que hasta el momento no tenía enclaves industriales que permitan el arraigo de los ciudadanos que no cuentan con propiedad de la tierra, por lo que el aporte del convenio es sustancial para continuar el camino de la agregación de valor en origen. Es a la vez un gran avance en la industrialización de toda la comuna y beneficia no solamente a los productores y empleados de la cooperativa, sino también e indirectamente al desarrollo de toda la comunidad.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: El Enfiteuta

Publicidad