18 de noviembre de 2015 12:44 PM
Imprimir

En Uruguay más productores creen en los beneficios de la trazabilidad

Una encuesta de Equipos Consultores reveló que se convirtió en una herramienta de mejor gestión.

El porcentaje de productores que considera que la trazabilidad individual del ganado vacuno fue “beneficioso o muy beneficioso” –en sus predios y para el país– creció de 61% en 2008 a 75% en la actualidad.

 

Esa es una de las conclusiones que deparó el Segundo estudio de imagen y comportamientos en relación a los sistemas de identificación de ganado elaborado por Equipos Consultores para Allflex, la empresa que instrumentó el sistema (ver recuadro).

 

Además, una mayoría de productores mencionó de forma espontánea que el principal beneficio de la trazabilidad fue haberse convertido en una herramienta que le otorga mayores posibilidades de control y seguimiento de animales (37%) y para mejorar la gestión de sus establecimientos (12%), más que para la sanidad, los precios y la competitividad de la cadena cárnica.

 

La posibilidad de que la trazabilidad vacuna suponga una mejora del precio que reciben los productores quedó relegado entre los beneficios que se obtienen: apenas 6% de los consultados mencionó que sirve para recibir mayor precio por la carne.

 

Antes de ello, los productores priorizaron los beneficios de la seguridad de los animales, por robo o extravío (24%) y un mejor acceso de la carne vacuna a los mercados (16%).

 

Los productores también mencionaron en forma espontánea entre los beneficios la mejor imagen a nivel internacional, mayor tranquilidad para el productor y un mayor control sanitario.

 

Precisamente, entre los impactos de la trazabilidad obligatoria para el productor y el país, la imagen internacional de la carne uruguaya fue la respuesta mayoritaria (46% de los consultados), seguida por la competitividad frente a competidores o mercados (21%); la transparencia del negocio (19%); y el precio de la carne al que venden los frigoríficos (12%).

 

Una conclusión de la encuesta fue que la colocación de las caravanas “no ha significado la aparición de problemas sanitarios (bicheras) significativos y el uso de buenas prácticas preventivas parece bastante generalizado”.

 

Además, las pérdidas de caravanas, tanto visuales como de botón “son muy reducidas” (3,5%) y cuando se producen “sus causas se deben a enganches”, ya sea en alambrados, corrales de alimentación o en montes.

 

En la caracterización de los productores ganaderos consultados, Walter Oyhantçabal, director del estudio, informó que 46% se definió como criadores; 39% de ciclo completo; y 14%, invernadores.

 

La encuesta cubrió “el universo buscado” pues los establecimientos de más de 100 hectáreas, “si bien son el 45% del total de establecimientos con ganado declarado a Dicose en 2011, abarcan el 92% del total de cabezas vacunas”.

 

 

La encuesta

Equipos Consultores basó su trabajo sobre la trazabilidad –el segundo desde que se hizo obligatoria en 2006– en una encuesta telefónica a 360 productores de más de 100 hectáreas y 52 operadores del sistema.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Observa

Publicidad