19 de noviembre de 2015 14:21 PM
Imprimir

Brasil propuso a China una mayor integración comercial: “Necesitamos avanzar en un acuerdo de preferencias arancelarias”

Así lo indicó la ministra de Agricultura Kátia Abreu

La ministra de Agricultura de Brasil Kátia Abreu se reunió hoy en Pekín con su par chino Han Changfu para evaluar la posibilidad de comenzar a negociar una mayor integración comercial entre el Mercosur y la nación asiática.

 

“Necesitamos avanzar en un acuerdo de preferencias arancelarias. Hoy en día el comercio bilateral entre Brasil y China representa 78.000 millones de dólares y puede llegar rápidamente a 100.000 millones”, aseguró Abreu por medio de un comunicado.

 

Según dijo Abreu, Uruguay –quien asumirá la presidencia del Mercosur en diciembre próximo– tiene interés en iniciar un grupo de trabajo para comenzar a trabajar en dicho acuerdo con China (aunque no hizo mención alguna a la Argentina).

 

Además de la reducción de aranceles, la ministra brasileña indicó que el acuerdo debe contemplar también una homogeneización de reglas y procedimientos sanitarios, aduaneros y comerciales. “Los aranceles pueden llegar a cero, pero además es clave establecer reglas en el sentido de sintonizar nuestras burocracias”, explicó.

 

Abreu, quien está en misión oficial en China (luego de visitar Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos e India), anunció ayer martes que, luego de intensas gestiones, la autoridad sanitaria china (AQSIQ por sus siglas en inglés) autorizó a siete nuevas plantas frigoríficas exportadoras (de las cuales tres son de carne bovina, dos de porcinos y las otras dos de aves).

 

De las siete plantas, una aguardaba la habilitación desde 2012, mientras que las demás consiguieron el permiso luego de ser auditadas por autoridades sanitarias chinas a mediados de este año. “La expectativa es que cada establecimiento exporte (a China) 18 a 20 millones de dólares por año”, indicó un comunicado oficial.

 

“Los chinos comenzaron a comprar carne (bovina) brasileña después de junio de este año porque hasta entonces tenía un embargo”, indicó Abreu en su cuenta personal de Twitter. “Ellos estiman que el 50% de la carne vacuna adquirida será brasileña”, añadió sin hacer referencia al período de referencia de dicha proyección.

 

Un acuerdo de preferencias arancelarias con China, si bien representaría una ventaja competitiva para el ingreso de alimentos a ese mercado, tendría como contrapartida eliminar aranceles y trabas al ingreso de un grupo de productos de origen chino (los cuales quedarán definidos en el marco de una eventual negociación).

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: Agrotemario

Publicidad