24 de noviembre de 2015 01:19 AM
Imprimir

Las negociaciones urgentes de Macri para que las cerealeras le liberen u$s 10 mil millones

El presidente electo negocia contra reloj un acuerdo para engrosar reservas y liberar el cepo

Si bien Mauricio Macri buscará darle una impronta largo placista a su gobierno, la actual coyuntura económica local lo está llevando a idear acuerdos momentáneos de manera tal de atravesar lo mejor posible los primeros meses de mandato.

 

 

En este contexto, según pudo saber LPO con varias fuentes del macrismo, en el equipo económico se está definiendo la posibilidad de impulsar un acuerdo económico con las cerealeras nucleadas en CIARA-CEC.

 

Si bien aún no hay nada cerrado, las fuentes consultadas contaron que dicho acuerdo consistiría en solicitarle a las principales empresas agroexportadoras un adelanto en la liquidación de divisas de entre 7 mil y 10 mil millones de dólares.

 

Esto porque en el período diciembre de 2015 y marzo de 2016 se espera que la liquidación de dólares del sector no sea significativa dado que el grueso de la cosecha 2015/16 ingresará al circuito comercial recién durante los meses de abril y mayo.

 

De lograr este acuerdo antes del 10 de diciembre, Macri se aseguraría un fuerte ingreso de dólares al mercado en las primeras semanas de gestión que le permitirían engrosar las reservas del Banco Central y liberar el cepo cambiario, como prometió en la campaña.

 

 

La posición de las cerealeras

Por el lado de las cerealeras, la posibilidad de adelantar dólares representaría la continuación de una gestión que vienen realizando hace años con la implementación de los “ROE 180 y 365” que le permitió al kirchnerismo cobrar retenciones anticipadas.

 

Con este mecanismo el Gobierno nacional se asegura el cobro del 90 por ciento del derecho de exportación a los pocos días de liberar el permiso (sin importar que posteriormente la mercadería no se pueda exportar por el motivo que fuera).

 

Además, en términos políticos, un acuerdo de tales características con el macrismo sería para las compañías agroexportadoras un comienzo inmejorable en la nueva relación que esperan forjar los sectores empresariales con los funcionarios del gobierno entrante.

 

Lo cierto es que hasta que asuma el nuevo Gobierno, las ventas de soja y maíz por parte de los productores se mantienen cuasi-paralizadas, tal como viene ocurriendo en las últimas semanas a la espera de los cambios que prometió Macri en las retenciones.

 

El propio Macri, en su primera conferencia de prensa como presidente electo, ratificó que su plan para el campo se implementará desde el día uno, aunque no aclaró si para las retenciones a la soja habrá una baja mayor al 5% durante un plazo específico.

 

Como sea, el dato que evidencia la paralización de las ventas es que la semana pasada los agroexportadores liquidaron apenas u$s 108 millones, mientras que en lo que va del año el ingreso de dólares de este sector se ubica en u$s 17.761 millones.

 

Es decir, durante el presente año 2015 la liquidación de divisas de los agroexportadores se ubicará muy lejos de los casi u$s 28.000 millones liquidados en 2014, debido a la mayor retención de soja de los productores y la caída de precios internacionales.

 

En el PRO, por su lado, se muestran confiados en que a partir del 10 de diciembre los productores comenzarán a desprenderse del remanente que aún conservan de la campaña 2014/15 (estimaciones privadas indican que hay más de 35 millones de toneladas entre soja, maíz y trigo sin ingresar al circuito comercial).

 

En este sentido, si bien después del 25 de octubre el mercado comenzó a operar con una baja significativa de las retenciones, muchos productores aguardan todavía una corrección del tipo de cambio oficial para aumentar sus márgenes de rentabilidad

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone
Fuente: LPO

Publicidad